Pesto de aguacate

Si hay una salsa que acompaña a la pasta por excelencia es el pesto. Y no solo a la pasta, ya que se puede usar para hacer una infinidad de recetas, tanto para carnes como para pescados, rellenos, ensaladas o aperitivos.

1

Eso sí, si siempre lo haces igual puede llegar a cansar. Por eso, hoy traigo esta receta de pesto de aguacate.

Buscando alternativas al pesto, encontré esta idea que ha revolucionado mis comidas. Se trata de la incorporación de aguacate a una receta tan clásica y tradicional como el pesto.

La receta tradicional se hace con piñones, queso y mucho aceite de oliva, lo que lo hace relativamente alto en calorías.

Este artículo te puede interesar: salsa de pesto.

Como el aguacate es una grasa (y además verde) se puede cambiar por el aceite de oliva. Y aunque ambas son grasas saludables, el aguacate aligera un poco más la receta, además de hacer la textura más cremosa.

De este modo es ideal para untar en unas tostadas y hacer un buen desayuno en segundos.

Lo que me encanta de este pesto de aguacate es que es increíblemente fácil de preparar. Simplemente agrega los ingredientes a un procesador de alimentos o robot de cocina, y tritura hasta que estén suaves y cremosos.

¿Eres nuevo en esto del pesto? Aquí tienes algunas maneras deliciosas de disfrutarlo:

✔ Mézclalo con un poco de pasta integral para una cena fácil durante la semana. Agrega pollo para obtener más proteínas.

✔ Añádelo a quinoa cocida junto con unos cuantos tomates cherry para una comida vegetariana fácil.

✔ Úntalo en tostadas y cubre con otros extras como tomates rebanados, aguacate, germinados y semillas de chía.

✔ Úsalo en este sandwich vegetal ¡le dará un toque de sabor!

Verás cómo se convierte en un condimento indispensable en tu vida. Y para conseguir un pesto totalmente diferentes, utiliza tomates secos para hacer pesto rojo.


Tiempo de preparación:10 minutos

Tiempo total: 10 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 taza de hojas de albahaca frescas
  • 1/2 aguacate maduro grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido
  • 3 cucharadas de agua, y más si es necesario
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado
  • Sal, al gusto

Elaboración

  1. Pon la albahaca, el aguacate, el ajo, los piñones y el zumo de limón en un procesador de alimentos o picadora, y tritúralo durante 20 segundos, o hasta que la salsa esté fina.
  2. Añade agua y mezcla nuevamente hasta que esté completamente suave. Vierte más agua hasta obtener la consistencia deseada. Pasa la mezcla a un bol y añade el queso rallado.
  3. Ponlo en un recipiente hermético o en un frasco de conservas bien cerrado y mételo en la nevera. Utilízalo en pocos días o congélalo durante varios meses.

NOTAS

Los piñones, puedes tostarlos para que su sabor sea más intenso. Estoy segura de que te encantará.

Si quieres puedes prescindir de los piñones, el resultado será también muy bueno, sobre todo para personas que tengan alergias a los frutos secos. Pero a mí me parece que le añade un sabor especial. También puedes sustituirlos por nueces o almendras.

Si quieres darle un extra de nutrientes, prueba a añadir una taza de espinacas frescas en la mezcla. El sabor y color no variarán mucho, y tu cuerpo recibirá ese extra de vitaminas que nos aportan las espinacas.

¿Qué se puede usar en lugar de la albahaca? Si no tienes albahaca fresca a mano, puedes usar otra hierba como el perejil fresco o el cilantro para conseguir un perfil de sabor a pesto diferente.

Nuestros favoritos