Quesadillas de queso

Puede que estés leyendo esto porque te guste la cocina y quieras aprender cosas nuevas, o simplemente porque no tienes ni idea y quieres aprender a freír un huevo (que no es cosa fácil).

1

Pues bien, en cualquiera de los dos casos, seguro que has tenido días en que no te apetece nada cocinar, y que un plato rápido y sencillo sería tu salvación. Estás de suerte, esta receta de quesadillas de queso es para uno de esos días.

Me encanta la comida mexicana, y si es algo fácil y sabroso me gusta aún más. Por eso, las quesadillas de queso son una de mis especialidades, y de las recetas más recurrentes a las que echo mano cuando no me apetece pasarme mucho rato en la cocina, pero quiero comer algo delicioso. ¡Una auténtica maravilla!

Quizás estés pensando que hacer unas quesadillas es tan sencillo como poner queso en una tortilla mexicana, y no te hace falta ninguna receta que te diga cómo hacer esto. Puede que tengas razón, pero si quieres que tu quesadilla quede totalmente deliciosa, te aconsejo que sigas leyendo para saber cómo hacer las mejores quesadillas de queso que hayas probado jamás.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de cocinarlo en este apartado.

Cómo hacer quesadillas de queso

Los ingredientes son fundamentales, y algo en lo que nos solemos equivocar al hacer estas deliciosas quesadillas es en las tortillas mexicanas. Imprescindible que las compres frescas, no las que están ya cocidas. Verás cómo cambia el asunto.

Por otra parte, no debes descuidar el queso. No compres el primer queso que veas, así que cuida bien tu elección. Utiliza un buen queso rallado, lo ideal es que sea queso mexicano, que le dará el sabor único que este plazo merece.

Otro punto es la mantequilla, que hay quien se olvida de utilizarla, pero es muy recomendable para que las quesadillas salgan lo más jugosas posibles.

Un punto que debes tener en cuenta es la cantidad de mantequilla. Es esencial para alcanzar ese sabor que buscamos en una buena quesadilla, y otro sustituto como el aceite no funcionaría tan bien. Pero deberás tener cuidado de no pasarte, pues usar demasiada grasa puede estropear el plato.

Hay pocos ingredientes en esta receta de quesadillas de queso, por eso debes asegurarte de que todos ellos sean de calidad, para que el sabor del plato no se resienta.

Tiempo de preparación: 4 minutos

Tiempo de cocción: 2 minutos

Tiempo total: 6 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 4 tortillas mexicanas frescas, sin cocer
  • Queso mexicano rallado (queso Cotija, queso Enchilado, queso Manchego, queso Chihuahua, etc.), al gusto
  • 1 cucharada de mantequilla

Elaboración

  1. Lo primero será calentar una sartén, pero no una cualquiera. Utiliza una buena sartén antiadherente, porque si no, se te pegará todo en ella y no conseguirás sacar nada en claro. Cuando esté caliente a fuego medio, cocina la tortillas para que se calienten.
  2. Cuando las tortillas estén calientes, añade el queso rallado (puede ser de una sola variedad o una mezcla de varios) en la mitad de cada una de las tortillas y dóblala por la mitad.
  3. Pon un poco de mantequilla en la sartén y fríe la quesadilla por cada lado, para que quede bien crujiente y sabrosa, hasta que el queso se haya derretido y la tortilla esté dorada por los dos lados.

Notas

En la receta he rellenado las quesadillas de queso, pero puedes añadir los ingredientes que más te gusten. Hay mil opciones, solo tienes que encontrar la que más te apetezca. Si quieres algunas ideas, puedes añadir taquitos de jamón, pollo deshilado, tomate e dados, etc. Y haz un poco de salsa guacamole para acompañarlas.

Otro acompañamiento que le va genial es el chili con carne. Puedes hacerlo tú mismo o comprar un bote en un supermercado. No solo te saldrá riquísimo, sino que además, es algo de lo más económico.

La importancia de la sartén, como en todos los platos que cocinamos, es crucial. Por eso, la sartén de hierro fundido es realmente funcional para hacer estas quesadillas. Si no tienes una, puedes plantearte la idea de comprarla, ¡verás la cantidad de usos que le puedes dar!

Nuestros favoritos