Quiche Lorraine con bacon y queso

La cocina francesa nos ha dejado miles de recetas fabulosas, y una de ellas es la de quiche Lorraine. Lo bueno de este plato es que es de lo más versátil, es decir, lo puedes comer para desayunar, comer, merendar o para cenar. Y si lo haces bien, serás el alma de la fiesta allá donde lo lleves.

1

Si aún no sabes qué es la quiche Lorraine, o la has comido pero no se te ocurre cómo se puede hacer, te lo cuento. Se trata de una tarta salada cuya base es la masa quebrada. Para el relleno se utilizan huevos batidos y nata líquida, y después se añaden los ingredientes con los que queramos deleitar nuestro paladar.

En esta ocasión lo vamos a hacer relleno de bacon y queso, dos ingredientes que sin duda, triunfan en cualquier plato.

Este plato de inspiración francesa es la receta perfecta para un desayuno sabroso. No siempre me gusta llenarme de azúcar a primera hora de la mañana (sólo a veces), así que me encanta tener recetas como ésta durante los días en que quiero algo satisfactorio y sabroso.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de quiche Lorraine.

Si es tu primera quiche, te advierto que es un plato que, a pesar de lo sofisticado que parezca, es muy fácil de hacer; por eso queda tan bien cuando nos disponemos a prepararlo para invitados, o incluso cuando somos el invitado y lo llevamos a una fiesta.

Por otra parte, también es muy fácil arruinar esta receta, por eso, te recomiendo que prestes atención a los pasos para prepararla, de modo que serás un anfitrión estupendo; pero también, te servirá para disfrutarla tú solo o en familia, de desayuno, merienda o cena. Y es que, cualquier momento es bueno para una quiche.

Como he dicho, los ingredientes pueden cambiarse, y si no te apetece bacon puedes ponerle jamón o incluso chorizo. También puedes hacer una quiche vegetal si es que te apetece más, y es que, en la variedad está la diversión.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 1 hora y 5 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 base de masa quebrada casera o 200 gramos de masa quebrada comprada
  • 8 lonchas de bacon
  • 125 gramos de queso Gruyere rallado de buena calidad
  • 25 gramos de queso Parmesano rallado de buena calidad
  • 5 huevos L batidos
  • 230 ml de nata líquida para cocinar
  • 230 ml de leche evaporada
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • ½ cucharadita de sal

Elaboración

  1. Cubre un molde de tartas con la masa quebrada fresca, de forma que quede bien colocada la base y los lados. Pon un papel de horno encima y coloca unas legumbres secas encima para hacer de peso. Déjala en la nevera mientras se calienta el horno.
  2. Precalienta el horno a 250ºC con calor arriba y abajo, y hornea la masa unos 10 minutos, solo hasta que coja un ligero color dorado. Sácala y déjala enfriar a temperatura ambiente.
  3. Corta las lonchas de bacon en trocitos pequeños y fríelos en la sartén a fuego fuerte hasta que estén crujientes. Al sacarlo, ponlo en un plato con una servilleta, para que eliminar el exceso de grasa.
  4. Reduce la temperatura del horno a 220ºC.
  5. Es el momento de preparar la mezcla, para ello, mezcla los quesos y el bacon frío en un recipiente. En otro bol mezcla los huevos, la nata, la leche evaporada, la nuez moscada, la pimienta y la sal.
  6. Pon encima de la masa quebrada la mezcla de quesos y bacon, y vierte encima la mezcla de los huevos y la nata. Introduce el quiche en el horno durante 30-45 minutos, hasta que la superficie esté dorada y crujiente. Eso sí, pasados 30 minutos cubre la superficie con papel de aluminio para evitar que se queme.

NOTAS

Esta fácil receta de quiche Lorraine se puede preparar con antelación, o se puede refrigerar fácilmente si hay sobras durante 3-4 días como máximo. Puedes servirlo caliente o frío, así que prepáralo la noche anterior y toma un sabroso desayuno por la mañana.

Si quieres darle un toque especial a tu quiche, corta un poco de cebollino y añádelo por encima. No solo le dará más glamour a este plato ya de por sí elegante, sino que además, le aportará un sabor mucho más fuerte, para los más atrevidos.

Valor nutricional:

Calorias: 528kcal | Hidratos de carbono: 17g | Proteínas: 14g | Grasas: 44g | Grasas saturadas: 21g | Colesterol: 233mg | Sodio: 605mg |

Lo más visto