Quinoa con pollo

En el tiempo en que vivimos planificar la comida es esencial, y la verdad es que no siempre nos apetece o tenemos ideas para ello. A veces, con algunos ingredientes de la nevera debemos crear un plato, que no solo nos guste a nosotros, sino que haga que nuestra familia no nos repudie.

1

Se trata de una forma de economizar y también de comer de una forma saludable. Si no, tanto nuestra economía como nuestra salud se ven enseguida perjudicadas. Y así fue como surgió esta receta de quinoa con pollo.

Tenía pollo y quinoa a mano y necesitaba hacer algo con ellos. A mi familia no le gustó mucho cuando lo vieron, pero en cuanto lo probaron no sobró prácticamente nada.

Por eso, lo he incluido en mi recetario personal, ya que es un plato fácil, con ingredientes que suelo tener en casa y que es de lo más sano. ¿Podemos pedir algo más?

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de cocinarlo en este apartado.

La quinoa es un alimento que es bueno tener siempre en casa. Podemos cocer la quinoa natural o comprar vasitos que se preparan en un minuto. Yo suelo cocinarla de forma natural y hago de más para tenerla siempre en la nevera. Se puede añadir a cualquier plato y resulta de lo más sana.

Elegí quinoa tricolor para este plato, pero puedes usar la que tengas a mano.

Si te faltan ideas para hacer comidas en casa, te sugiero que te pongas manos a la obra y comiences a tomar nota de cómo preparar esta receta de quinoa con pollo. Un plato, como suelen decir, bueno, bonito y barato.

Si te gusta la quinoa, te encantarán estas otras ideas:

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 30 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla blanca, cortada en cubitos
  • 180 gramos de quinoa seca, enjuagada y escurrida
  • 4 dientes de ajo picados
  • 240 ml de caldo de pollo
  • 120 ml de leche
  • 120 ml de nata para cocinar
  • 400 gramos de tomate troceado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de albahaca picada, más para decorar
  • 25 gramos de queso parmesano en polvo, más para espolvorear
  • 500 gramos de pollo cocido en tiras

Elaboración

  1. En una sartén grande, vierte el aceite de oliva y agrega la cebolla, la quinoa y el ajo. Sofríelo hasta que veas que la cebolla se vuelve transparente, de 3 a 5 minutos a fuego lento.
  2. Añade el caldo de pollo, la leche, la nata, los tomates y la sal. Deja que la mezcla hierva, y cuando esto pase, cúbrelo con una tapa y luego reduce el fuego al mínimo durante unos 15-20 minutos, o hasta que la mayor parte de la mezcla se haya absorbido.
  3. Agrega la albahaca y el queso parmesano. Calienta el pollo o ponlo en la parte superior y cúbrelo para que el pollo se caliente.
  4. Espolvorea más queso parmesano y albahaca para servir.

NOTAS

Si quieres que la receta tenga menos calorías, te recomiendo que omitas la nata de la receta y la sustituyas por más caldo de pollo. No se trata de un plato excesivamente rico en calorías, pero eliminando esta parte, será mucho más ligero y saludable.

La receta incluye pollo cocinado, así que lo podemos hacer como más nos guste. Lo importante es que lo pongamos en tiras y, por supuesto, que esté correctamente cocinado.

La primera vez hice quinoa con pollo cocido, porque lo tenía guardado en la nevera, pero si lo prefieres, puedes hacerlo a la parrilla o asado en sartén u horno, como mejor te venga.

Nuestros favoritos