Quinoa con verduras

Con la primavera a la vuelta de la esquina y la operación bikini flotando en el aire, empezamos a pensar en platos más saludables que incluir en nuestra alimentación diaria. Y qué mejor que utilizar uno de los súper alimentos más populares, que además de delicioso es perfecto para una comida nutritiva y saludable. Estoy hablando de la quinoa.

1

La quinoa posee un sinfín de beneficios para nuestra salud. Para empezar, es un grano integral, lo que significa que está lleno de fibra y vitaminas y minerales esenciales. No tiene gluten y nos permite hacer una fácil digestión. Además, a pesar de ser un alimento apto para vegetarianos, posee una gran cantidad de proteínas, de modo que nos proporciona todos los aminoácidos esenciales que todos necesitamos.

Si nunca has preparado quinoa, lo mejor es que comiences a hacer recetas que conoces, sustituyendo el arroz por la quinoa. Una de las que más utilizo en estas fechas es la receta de quinoa con verduras. Se trata de una opción rica, saludable y muy fácil de preparar.

La quinoa es uno de mis ingredientes favoritos para trabajar porque no sólo tiene un perfil nutricional estelar, sino que también tiene una asombrosa versatilidad culinaria, ya que se puede utilizar en una gran variedad de platos, tanto salados como dulces. La quinoa es el ingrediente perfecto para incorporar a tu dieta si deseas introducir alimentos más inteligentes y llevar un estilo de vida más saludable.

Te enseñamos todo sobre quinoa.

Y para aquellos de nosotros que siempre estamos apurados por tener una comida nutritiva en la mesa a la hora de cenar, la buena noticia es que la quinoa también es muy fácil de preparar. Sólo se necesitan 15 minutos para cocinarla. Uno de mis trucos es cocinarla en caldo de pollo o de verduras, porque le da un gran sabor.

Pero además de la quinoa, el secreto de este plato, está en asar las verduras al horno, de modo que se caramelicen sus azúcares naturales. Al hornear la verdura, su sabor se intensifica, por lo que es una buena idea preparar una fuente grande de verduras al horno, para poder ir consumiéndolas durante la semana.

Para cocinar quinoa con verduras he asado algunas de mis verduras favoritas como zanahorias, calabacines, cebollas rojas y pimientos de colores, junto con dientes de ajo enteros hasta que se volvieron suaves y dulces. Me encanta el color que se obtiene de esta mezcla.

Para darle un toque final de sabor, añadí un aderezo simple hecho con aceite de oliva, vinagre balsámico y mostaza de Dijon. Brillante, con un sabor audaz y súper nutritivo. Y sin más dilación vamos a ver paso a paso, cómo hacer quinoa con verduras.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 35 minutos

Tiempo total: 45 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 cebolla roja mediana, en rodajas gruesas
  • 2 calabacines medianos, en rodajas
  • 2 pimientos (amarillos o rojos), rebanados
  • 2 zanahorias, peladas y en rodajas
  • 6-8 dientes de ajo enteros, pelados
  • 3 ½ cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 taza de quinoa
  • 2 tazas de caldo de verduras o pollo
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1/2 cucharadita de mostaza Dijon
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 220ºC con calor arriba y abajo.
  2. Pon la cebolla, el calabacín, los pimientos, las zanahorias y los ajos troceados en una fuente para horno grande. Rocía los vegetales con 1 cucharada y media de aceite de oliva, espolvorea el tomillo por encima y sazónalo con una pizca de sal y pimienta negra molida.
  3. Asa los vegetales en el horno hasta que estén suaves y caramelizados, unos 30-35 minutos.
  4. Mientras tanto, prepara la quinoa. Vierte el caldo en una cazuela mediana y caliéntalo a fuego alto. Después, tapa la cazuela y reduce la temperatura al mínimo. Cocínalo unos 12-15 minutos, hasta que la quinoa esté blanda y sazónalo a tu gusto.
  5. En un bol grande, mezcla la quinoa con las verduras asadas.
  6. Con el aceite de oliva restante, haz un aliño mezclándolo con el vinagre balsámico y la mostaza de Dijon. Después vierte este aderezo sobre el bol de quinoa con verduras y mézclalo bien. Sírvelo caliente o frío.

NOTAS

Una de las ventajas de cocinar quinoa con verduras es que puedes servir este plato tanto frío como caliente, por eso, es un plato que podemos tomar en cualquier estación, para refrescarnos en verano, o atemperar nuestro cuerpo en invierno.

Además, si haces comida de más, lo puedes guardar en la nevera por varios días, siendo ideal para llevártelo en una fiambrera al trabajo y consumir a cualquier temperatura. Un plato vegetariano, sin gluten, en perfecta sintonía con la operación bikini, y que además, está delicioso.

Si quieres completar tu dieta, puede ser una comida perfecta si añadimos un poco de pollo a la plancha. Seguirá siendo un plato delicioso, nutritivo y con pocas calorías, de modo que la quinoa nos puede servir tanto de plato principal como de acompañamiento.

Nuestros favoritos