Ajitsuke tamago o huevo de ramen

Hay una clara diferencia entre el ramen de los restaurantes asiáticos y el que preparamos en casa. Uno es una mezcla perfecta de caldo, fideos y acompañamientos, y el otro es algo más rudimentario.

Pero, la verdad es que con unas simples adiciones, como unos pocos vegetales salteados, o un ajitsuke tamago (también llamado huevo de ramen o shoyu tamago) pueden completar y mejorar tus creaciones de ramen caseras.

1

Precisamente la receta de hoy es una de las más simples, pero sustanciales adiciones que puedes añadir a tu ramen casero: un buen ajitsuke tamago o huevo de ramen.

¿QUÉ ES UN HUEVO DE RAMEN?

Seguramente también te interesará el artículo principal de ramen.

La respuesta es simple: es una mezcla entre un huevo escalfado japonés y un huevo cocido marinado.

Son los omnipresentes huevos que encontramos cortados por la mitad en los boles humeantes de ramen.

Pero aunque esta es probablemente una de las recetas de huevo ramen más fáciles que encontrarás, hacerlo bien se basa no sólo en el sabor asertivo del umami, sino en conseguir una yema perfectamente suave.

Me gusta que mi yema esté firme, pero cremosa y aterciopelada. Sin embargo, esta consistencia puede variar desde una yema prácticamente líquida, hasta completamente hervidos.

El secreto está en el marinado. La salsa de soja proporciona un sabor salado y umami, mientras que el sake y el mirin le dan un doble toque de dulzor seco.

CÓMO HERVIR UN HUEVO

Hervir huevos es todo un arte, pues la técnica puede variar significativamente, según la consistencia de la yema que quieras.

He encontrado que al hervir agua y luego apagar el fuego para que los huevos se cocinen en el calor residual durante 7 minutos, puedo conseguir la yema perfecta para mi.

La clave es sacar los huevos del agua inmediatamente y colocarlos en un baño de hielo para detener la cocción. Así, la yema está todo lo cremosa que deseo.

Si tienes un hervidor para huevos, puedes utilizarlo. Quedarán con una consistencia perfecta todos a la vez.

CÓMO HACER HUEVOS DE RAMEN

Una vez que hayas conseguido la consistencia perfecta de la yema, el siguiente paso es conseguir el sabor adecuado. Este paso tiene más que ver con el tiempo y el gusto personal que con la dificultad.

Mezcla los ingredientes de la marinada en una bolsa de plástico y agrega los huevos pelados. Fácil, ¿verdad? Ahora solo queda esperar que la marinada haga su efecto, por lo menos de dos a cuatro horas. Si lo dejas menos de dos horas, no tendrán ese sabor umami.

Sin embargo, si te gustan los sabores fuertes (y tienes paciencia), puedes dejar que tus huevos se marinen durante toda la noche, o hasta por un par de días.

RECETAS QUE VAN BIEN CON ESTE HUEVO DE RAMEN

Tiempo de preparación:3 minutos

Tiempo de cocción: 7 minutos

Tiempo total: 15 minutos + 4 horas de tiempo de marinado

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 4 huevos grandes
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de mirin
  • 1 cucharada de sake para cocinar
  • Una pizca de pimienta negra molida

Elaboración

  1. Pon a hervir una olla pequeña con suficiente agua para cubrir los huevos, y una vez que llegue a ebullición, apaga el fuego.
  2. Con cuidado, añade los huevos dentro del agua, tápalo y deja que se cuezan con el calor residual durante 7 minutos.
  3. Mientras se cocinan, agrega el resto de los ingredientes en un recipiente y mézclalos.
  4. Una vez cocidos los huevos, sácalos y ponlos inmediatamente en un recipiente con agua helada. Deja que enfríen completamente durante 5 minutos y pélalos.
  5. Coloca los huevos pelados en una bolsa zip u otro recipiente sellado, vierte la marinada y séllalo herméticamente. Introduce los huevos en el frigorífico y gira los huevos cada 30 minutos más o menos, durante 2-4 horas. Se pueden dejar marinando hasta 2 días dentro del frigorífico, para que tengan un sabor más fuerte.
  6. Corta los huevos por la mitad, y sírvelos con ramen o arroz.

Nuestros favoritos