Miso Ramen

El ramen es extremadamente versátil en Japón. Hay muchos tipos diferentes disponibles dependiendo de la ciudad que estés visitando.

Si viajas al sur, alrededor de Fukuoka, descubrirás que el tonkotsu ramen (con caldo base de cerdo) es su orgullo y especialidad. Si te diriges hacia el norte, degustarás el shoyu ramen (salsa de soja) en Tokio y el miso ramen en Hokkaido (el extremo norte de Japón).

1

También encontrarás fideos que se diferencian en anchura y longitud, y acompañamientos que van del maíz, hasta la panceta de cerdo, huevos encurtidos, tortas de pescado (kamaboko) y brotes de bambú, por nombrar algunos.

De todos los platos de fideos que se venden en Japón, el ramen es el rey. Y hoy voy a elaborar la variedad miso.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de prepararlo aquí.

Esta receta es muy fácil de elaborar, y el acompañamiento sugerido es opcional. Me encanta acompañar el miso ramen con huevos en escabeche de soja y aunque recomiendo encarecidamente hacerlos, no son obligatorios.

Otros ingredientes como los brotes de soja, las setas shiitake, lonchas de cerdo, o el brócoli también son buenos acompañamientos. A algunas personas les gusta amontonar ingredientes, mientras que a otras, como a mí, les gusta más simple y limpio.

¿Tienes antojo nocturno de miso ramen? Guarda todos los ingredientes de este ramen de miso por separado, y sólo tendrás que cocer los fideos para poder disfrutar de esta deliciosa sopa de fideos.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • 1 taza de col china finamente picada
  • 1 zanahoria pelada y cortada en juliana
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 3 cebollinos finamente picados
  • 2 paquetes de fideos ramen secos o frescos
  • 1 litro de caldo de pollo bajo en sodio
  • 2 huevos de ramen marinados
  • 1/2 cucharadita de tobanjan (salsa picante coreana, ver notas)
  • 1 cucharadita de jengibre pelado y rallado
  • 1/4 taza de pasta de miso roja o blanca
  • 2 cucharadas de sake para cocinar (opcional)
  • 2 cucharadas de mirin
  • 1/2 cucharadita de aceite de sésamo

Elaboración

  1. En un recipiente mezcla la salsa tobanjan, el jengibre, la pasta de miso, el sake, el mirin y el aceite de sésamo, y resérvalo.
  2. En una cazuela mediana, calienta el caldo de pollo.
  3. En una cazuela aparte, pon a hervir unos 1,5 litros de agua. Cuando el agua esté hirviendo, añade los fideos ramen y cuécelos según las instrucciones del paquete (por lo general unos 3 minutos). Escúrrelos y resérvalos.
  4. En una sartén mediana a fuego fuerte, vierte el aceite y sofríe el ajo durante 1 minuto. Agrega la col china y las zanahorias, y cocínalo durante 2 minutos hasta que las zanahorias estén tiernas, pero todavía crujientes. Resérvalo.
  5. Divide la mezcla de miso en 2 boles (aproximadamente 2 cucharadas cada uno). Agrega los fideos ramen y el caldo de pollo a los boles. Remuévelo bien y espolvorea el cebollino, la col china, las zanahorias y los huevos. Sírvelo caliente.

Notas

Se puede sustituir el tobanjan por un chorrito de salsa de soja y un chorrito de salsa sriracha. El resultado no será el mismo pero sí similar en sabor.

Si tienes tiempo, te recomiendo que elabores el caldo dashi en vez de utilizar el caldo de pollo

Nuestros favoritos