Naruto ramen

¿Sabes lo que es el naruto? Quizás lo hayas visto flotando en un bol de ramen, o tal vez en un emoji, pero seguro que ha llamado tu atención. Se trata de unas rebanadas de naruto o narutomaki, el icónico pastel de pescado japonés.

Inspirado en los remolinos del Estrecho de Naruto, la espiral rosada en el centro de cada pieza representa un fenómeno natural: las espirales de agua que forman piscinas entre Shikoku y la isla de Awaji cada seis horas más o menos.

1

Este rollo está hecho principalmente de pescado blanco triturado, mientras que el remolino rosa proviene del colorante alimentario. Inventado en el siglo XIX y preparado al vapor, el narutomaki tiene una larga historia adornando las sopas de fideos tradicionales, como el ramen y el soba.

Naruto ramen es el plato que devora Naruto Uzumaki, el protagonista de la serie anime de aventuras que es tan popular. El ramen favorito de Naruto es un caldo a base de cerdo (tonkotsu), condimentado con miso.

El naruto está ampliamente disponible en tiendas asiáticas, pero en esta receta vas a poder hacerlo tu mismo, junto con los demás elementos del naruto ramen: el caldo, el chashu, el huevo ramen, el narutomaki y los demás acompañamientos.

Si es la primera vez que haces ramen, te aconsejo que hagas el caldo con huesos de cerdo, en vez de pollo. El caldo a base de pollo puede usarse como base para un ramen, pero no es la base más común que se ve en Japón, y realmente dudo que Naruto comiese ese ramen.

Si quieres hacer que el sabor del cerdo brille, simplemente agrega jengibre al caldo. Condiméntalo con miso, y para un mejor resultado utiliza awase miso, que es una mezcla de miso marrón y blanco. Esto profundiza el sabor y el color en el caldo en general.

El chashu y el huevo son indispensables en el naruto ramen, sigue las indicaciones de las recetas que adjunto en los ingredientes, y no os arrepentiréis.

El cuarto y último ingrediente clave en el naruto ramen, es el icónico pastel de pescado naruto. Aunque parezca una nimiedad, eleva al naruto ramen a un nivel superior, tanto a nivel visual como de sabor.

Si realmente quieres convencerte de que estás comiendo lo que Naruto comería, elige el naruto ramen tradicional, aunque eso signifique pasarte horas en la cocina. Al final, el resultado merecerá la pena.

Raciones: 4 personas

Ingredientes

Para el caldo:

  • 1/2-1 kilo de huesos de cerdo
  • 4 litros de agua
  • 2,5 cm de jengibre fresco
  • 1 tira de 8 cm de kombu
  • 2 y 1/2 cucharadas de sake
  • 1 y 1/2 cucharadas de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 8 cucharadas de miso

Para el resto del plato:

  • 4 paquetes individuales de fideos de ramen
  • Chashu
  • 2 huevos de ramen
  • Un manojo de cebolletas verdes
  • Menma (brotes de bambú en conserva)

Para el Narutomaki:

  • 3 filetes de pescado blanco, sin piel ni espinas, troceado
  • 1 taza de harina de arroz
  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharada de mirin
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 16 palitos de cangrejo o surimi, troceados
  • Papel de arroz de color rosa (como el que se encuentra en las confiterías)

Elaboración

Una recomendación: Comienza con el caldo y prepara el chashu y los huevos de ramen mientras el caldo se cocina por completo. También puedes preparar el caldo, la carne de cerdo y los huevos el día anterior, y luego montarlo todo en el momento en que quieras servirlo.

  1. Empieza con el caldo. Pon los huesos, el jengibre y el agua en una olla a fuego medio. Cuando empiece a hervir, comenzará a soltar suciedad y espuma hacia la superficie, que tendrás que retirar.
  2. Baja la temperatura y deja que cueza a fuego lento unas 6 horas, añadiendo agua según sea necesario, de modo que siempre esté al mismo nivel y los huesos siempre estén cubiertos. Al cabo de 6 horas, cuela el caldo para eliminar el jengibre, los huesos y cualquier resto del caldo.
  3. Vierte el caldo colado en una olla, y añade el kombu poniéndolo a hervir a fuego lento durante 15 minutos. Retira el kombu y agrega el sake, la salsa de soja y el azúcar. Remuévelo y saca un cacillo de caldo en un recipiente para mezclarlo con el miso y diluirlo.
  4. Agrega la pasta de miso poco a poco, probando el caldo sobre la marcha, hasta que estés contento con el sabor del caldo. Deja que el caldo repose en el frigorífico toda la noche, o mientras preparas el resto de los ingredientes.
  5. Prepara el chashu y los huevos de ramen según la receta indicada en los ingredientes.
  6. Para hacer el narutomaki, mezcla todos los ingredientes y tritúralos con una picadora, hasta que obtengas la consistencia de pasta que de masa. Extiende la pasta sobre una esterilla de bambú forrada con film, hasta formar un rectángulo fino.
  7. Coloca la hoja de papel de arroz de color sobre la pasta, y enróllalo con cuidado, como si fuera sushi, sobre el film.
  8. Cocínalo al vapor durante 20 minutos, agregando un chorro de vinagre al agua para blanquear la harina de arroz. Después, deja que enfríe completamente antes de partirlo.
  9. Prepara los acompañamientos. Corta las cebolletas en rodajas finas, cortar el naruto en rodajas, sacar el menma (que suele venir preparado), corta los huevos por la mitad, y corta el chashu en rodajas finas.
  10. Pon a hervir una olla con agua. Cuando hierva, añade los fideos ramen al agua y cocínalos según las instrucciones del paquete. Escúrrelos y divídelos en 4 boles.
  11. Vierte el caldo sobre los fideos, y luego cúbrelo con los ingredientes. Para el Naruto ramen se necesitan cinco rodajas de chashu, un puñado de cebolletas verdes picadas, algunas rebanadas de naruto, menma y la mitad de un huevo.

Nuestros favoritos