Shoyu Ramen

Hay miles de las llamadas recetas fáciles de ramen. Me atrevería a decir que algunas son demasiado fáciles (como los paquetes de noodles comerciales con su sobre de especias).

Y algunas recetas son demasiado largas para elaborar en casa, exigiendo hervir huesos de cerdo durante quince días para conseguir ese caldo perfectamente sabroso, espeso y cargado de colágeno.

1

Si eres un amante del ramen, estás de enhorabuena. ¡Esta receta de shoyu ramen es súper fácil de hacer en casa!

¿QUÉ ES SHOYU RAMEN?

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de prepararlo aquí.

Shoyu es la abreviatura japonesa de salsa de soja. Y, aunque hay variaciones en el sabor y la consistencia de una marca a otra, la salsa de soja es una mezcla fermentada de trigo tostado y soja.

El ramen en su forma más simple, son fideos servidos en un caldo enriquecido con varios ingredientes. Por lo tanto, el shoyu ramen es una sopa de fideos con un sabroso caldo que utiliza la salsa de soja como base de su sabor.

Ahora, solo porque la salsa de soja sea la base del sabor, no significa que simplemente hay que calentar la salsa de soja y el agua, y ya está listo.

El caldo de ramen Shoyu obtiene algunos de los elementos de sabor más matizados utilizando ingredientes como sake, mirin y dashi.

Además, es muy común que muchos chefs de ramen completen su caldo de shoyu ramen con mariscos, pollo, carne de ternera o cerdo.

Los toppings que se añaden difieren por región, y pueden ser desde cebollino picado y nori (algas marinas secas), hasta cerdo chashu, togarashi, mariscos, maíz, brotes de bambú, ajo, ajitsuke tamago (huevo de ramen), verduras salteadas, setas, kimchi, yuzukosho, col cruda desmenuzada, etc. La lista podría seguir y seguir, pero creo que ya te puedes hacer una idea.

Además de ser un plato absolutamente delicioso, el shoyu ramen es un proyecto gastronómico muy divertido, perfecto para todos los niveles de destreza en la cocina, desde el principiante hasta el chef profesional.

¿QUÉ TIPO DE FIDEOS UTILIZAR PARA HACER RAMEN CASERO?

Hay fideos frescos, secos, e instantáneos. Y aunque no hay nada mejor que comer fideos recién hechos, no siempre es necesario que estén frescos.

La idea de los fideos perfectos nace de la idea de que los fideos son el mejor vehículo para comer la sopa.

Los omnipresentes fideos ondulados se suelen ver en el miso ramen, mientras que los fideos rectos y finos están generalmente en las sopas tonkotsu, más rústicas y gruesas.

Entonces ¿Cuáles son los fideos perfectos para usar en tu propio shoyu ramen casero? Los que quieras o tengas a mano.

Sólo ten en cuenta que los bloques de fideos que encuentras en los paquetes de ramen suelen estar cargados de grasa, mientras que el ramen fresco y seco empaquetado es sólo pasta, y es, por lo tanto, mucho mejor.

2

AJITSUKE TAMAGO O HUEVO PARA RAMEN

De todos los topping y acompañamientos de ramen que hay, mi favorito es el huevo de ramen o ajitsuke tamago. Estos huevos duros tienen una yema blanda y cremosa que eleva cualquier receta de ramen a un nivel profesional.

Después de hervirlos a la perfección, estos tamago japoneses se dejan marinar en una sabrosa infusión de entre dos horas y dos días. Cuando los cortes por la mitad y los añadas a tu humeante bol de shoyu ramen, ¡estarás en el séptimo cielo!

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Raciones: 2 personas

Ingredientes

  • 2 paquetes de fideos ramen frescos

Para la salsa shoyu:

  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 trozo de jengibre de 2,5 cm pelado y picado
  • 60 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada de sake para cocinar
  • 240 ml de dashi
  • 2,5 cucharadas de mirin
  • 240 ml de agua de cocción de los fideos ramen

Toppings:

  • 2 huevos de ramen
  • Menma (bambú encurtido)
  • Hojas de nori secas
  • Cebollino picado
  • Pimienta blanca molida

Elaboración

  1. En una olla pequeña añade el aceite de sésamo y caliéntalo a fuego medio-alto. Añade el ajo picado y el jengibre, y sofríelo durante 2 minutos, o hasta que esté fragante.
  2. Incorpora la salsa de soja, el sake, el caldo dashi y el mirin y llévalo a ebullición. Reduce el fuego, tápalo y mantén la cocción a fuego lento durante 15 minutos. Resérvalo.
  3. Pon a hervir una olla mediana con agua. Agrega los fideos ramen al agua hirviendo y cuécelos de acuerdo con las instrucciones del paquete. Para fideos frescos, no deberían ser más de 2-3 minutos. Antes de escurrir los fideos, reserva 240 ml de agua de ramen y agrégala a la sopa shoyu, mezclándolo bien.
  4. Escurre los fideos y divídelos en dos boles. Vierte el caldo sobre los fideos y agrega los ingredientes deseados. Sírvelo inmediatamente.

NOTAS

¿Por qué le añado a la sopa parte del agua de cocción de los fideos? Por dos motivos: El agua de cocción va a suavizar la sopa concentrada para darle la fuerza perfecta y, además, ya está muy caliente y contiene parte de la esencia de los fideos ramen alcalinos que acabamos de cocinar.

Si te gustan los fideos al dente, sácalos del fuego un minuto antes delo que marca el paquete. Como toda la pasta, se siguen cocinando después de ser sacados del agua hirviendo. Además, los volveremos a poner en la sopa caliente antes de servirlos.

Si no tienes preparado tu caldo dashi, puedes utilizar dashi comercial, que suele venir en polvos para diluir en agua.

Nuestros favoritos