Alcachofas rellenas

Soy una fanática de las alcachofas, me encantan, pero no es un vegetal que suelo comer semanalmente. A veces las añado a la pizza, o en la ensalada, pero no suelo hacer un plato de alcachofas habitualmente. Y eso que cada vez que las como me pregunto por qué no las preparo más a menudo, sobre todo cuando las cocino rellenas, una de las formas más sabrosas de hacerlas.

1

Creo que mucha gente tiene miedo a preparar alcachofas, y lo entiendo, dan un poco de miedo, sobre todo si nunca las has limpiado y cocinado, pero la verdad es que una vez que lo haces, no es nada difícil.

Empieza cortando parte del tallo, la parte superior, y eliminando unas hojas exteriores, que son las más duras. Después hierve las alcachofas para que se ablanden y para que sea más fácil quitar la parte de los pelitos, que es incomestible.

Luego solo tienes que introducir una cuchara y sacar toda esa parte, así también se deja espacio para el relleno, que no puede estar más bueno.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de prepararlo aquí.

Unos taquitos de jamón serrano o bacon, lo que prefieras, con un montón de queso Brie y Parmesano, y todo ello espolvoreado con una pasta de pan rallado y mantequilla, una delicia.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 45 minutos

Raciones: 6 personas

Ingredientes

  • 3-4 alcachofas medianas
  • 70 ml de nata líquida para cocinar
  • 50 gramos de taquitos de jamón o bacon
  • 200 gramos de queso brie cortado en dados
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 yema de huevo
  • 1 limón por la mitad
  • 6 cucharadas de pan rallado crujiente
  • 3 cucharadas de mantequilla ablandada
  • 1 cucharadita de orégano
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Elaboración

  1. Pon a hervir una olla grande con agua salada.
  2. Corta los tallos de las alcachofas dejando solo un par de centímetros, para dejar una base casi plana. Corta 1/3 de la parte superior de la alcachofa, y quita un par de capas de las hojas exteriores. Una vez que tengas una alcachofa cortada, frota el exterior con el limón para que no se oscurezca, mientras limpias el resto.
  3. Pon las alcachofas en el agua hirviendo para que cuezan durante 15-20 minutos. Después de ese tiempo, escúrrelas boca abajo sobre un colador.
  4. En una sartén pequeña a fuego lento, sofríe los taquitos de jamón o bacon durante un par de minutos, después añade la nata y el queso Brie, revolviéndolo de vez en cuando hasta que esté suave y cremoso. Apaga el fuego y, sin dejar de remover, agrega la yema de huevo y el queso parmesano. Sazona con sal y pimienta negra.
  5. Precalienta el horno a 200 grados C con calor por arriba y por abajo.
  6. Corta las alcachofas por la mitad, longitudinalmente, o déjalas enteras. Para rellenarlas es mejor cortarlas a la mitad, pero de las dos formas funciona.
  7. Coloca las alcachofas en una bandeja de horno. Presiona las hojas suavemente hacia atrás de modo que se abran para revelar los pelitos y las hojas moradas. Retira las hojas moradas y elimina la zona de los pelitos con una cuchara, así quedará un hueco en el centro de la alcachofa.
  8. Rellena las alcachofas con la mezcla de jamón/bacon y queso. El relleno debe cubrir todo el centro y la parte superior, e incluso introducirse por las hojas.
  9. En un recipiente mediano, mezcla el pan rallado, la mantequilla, el orégano y una pizca de sal hasta que se forma una pasta. Espolvorea la pasta sobre la parte superior de las alcachofas.
  10. Hornea las alcachofas en la parte media del horno durante 10-15 minutos o hasta que el queso esté burbujeando y el pan rallado esté dorado. Sírvelo caliente.

2

Notas

Como relleno puedes utilizar lo que más te guste: carne picada, jamón serrano, bacon, pimiento, cebolla, langostinos picados, etc., aunque te recomiendo que siempre esté acompañado de queso o bechamel para forma una pasta que no se salga de la alcachofa.

Nuestros favoritos