Crema de alcachofas

Para aquellos de nosotros que amamos las alcachofas, la crema de alcachofas es una forma diferente de comerlas. Esta fina crema de alcachofas repleta del sabor y aroma a alcachofas, puerros y patatas cremosas, será muy apetecible en las noches de invierno.

Y si no te gustan las alcachofas, deberías darles otra oportunidad. Los beneficios para la salud de esta verdura te sorprenderán.

1

Pero como no siempre tenemos tiempo de limpiar y preparar un montón de alcachofas, os he dejado una receta muy rápida y sencilla en la que podéis utilizar el producto fresco, o bien en conserva.

Y acompañan a las alcachofas los puerros salteados, que van muy bien con el sabor de las alcachofas; patatas, de las que obtendremos una textura cremosa y suave, y cebolla, que suavizará el sabor.

Este artículo te puede interesar: recetas de alcachofas.

Y solo hay una pequeña cantidad de nata en todo el lote. Todo lo que necesitas son patatas para espesar la crema.

Con un delicioso sabor y una textura aterciopelada, esta crema es fantástica servida caliente o fría. Y por supuesto, no te olvides de tener un pan crujiente a mano para mojar.

Para servirlo, adorna la crema con unos trocitos de bacon crujiente para darle un contraste salado, o añade un chorrito de nata (o una cucharada de nata fresca) y espolvorea un poco de cebollino.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 60 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 8 alcachofas enteras o 225 gramos de corazones de alcachofas
  • 1 cebolla
  • 2 puerros (sólo la parte blanca), bien lavados y cortados en rodajas finas
  • 200 gramos de patatas
  • 750 ml de caldo de pollo o vegetal
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • 4 cucharadas de nata para cocinar
  • 150 gramos de bacon

Elaboración

  1. Limpia las alcachofas como te enseño aquí, hasta quedarte con la parte que nos interesa, los corazones. Pela la cebolla y pícala finamente. Pelar, lava y trocea los puerros. Pela las patatas y córtalas en dados pequeños.
  2. Calienta 2 cucharadas de aceite en una cazuela y sofríe la cebolla. Añade el puerro y deja que se sofría brevemente.
  3. Incorporar las alcachofas y las patatas, y vierte el caldo de verduras. Aumenta la temperatura para que llegue a ebullición, y después tápalo, reduce la temperatura al mínimo y deja que se cocine a fuego lento durante 40 minutos, o hasta que los vegetales están tiernos, removiéndolo de vez en cuando.
  4. Pasado el tiempo, retira la cazuela del fuego y tritura la crema con una batidora eléctrica. Si está muy espesa, añade un poco más de caldo caliente.
  5. Incorpora la mantequilla y la nata, sazónalo con sal y pimienta negra.
  6. Corta el bacon en tiras y fríelo en una sartén hasta que esté crujiente, luego escurre la grasa sobrante con papel de cocina.
  7. Vierte la crema en platos hondos y sírvela adornada con las tiras de bacon por encima.

Nuestros favoritos