Scampi

Scampi es un simple pero delicioso palto italiano que combina unas suculentas gambas en una rica salsa de vino blanco, limón y ajo. Una refinada comida que se puede preparar en un abrir y cerrar de ojos.

1

Al saltear suavemente las gambas, cada pieza se mantiene firme y en su punto. Y al mezclarla con la salsa, la suave gamba se infunde sin esfuerzo en cualquier sabor añadido a la salsa. Sólo lleva unos minutos cocinar este plato, lo que lo convierte en una receta muy conveniente para cualquier momento.

Los tomates maduros picados se mezclan con las gambas para complementar la ligera dulzura de estos mariscos y la acidez de los limones. Para hacer el plato de scampi un poco más potente, añade una guindilla para darle un toque picante agradable pero suave.

Como ingrediente principal, he utilizado unas gambas frescas, aunque también puedes utilizar congeladas (descongeladas), de tamaño grande, unas 16-20 piezas. También se pueden utilizar gambones, langostinos o cigalas.

La salsa se prepara tradicionalmente con una reducción de limón y vino blanco. Se espesa con trozos de mantequilla fría y se adorna con hierbas como perejil o albahaca picada. Puedes agregar otras verduras al plato para darle color y textura; yo he añadido tomates Roma cortados en dados, sin embargo, los calabacines, los pimientos o las espinacas salteadas son buenas opciones también.

¿Cómo se espesa la salsa? La mantequilla fría es la mejor manera de espesar la salsa al crear una emulsión. Es mejor bajar el fuego al mínimo para que la grasa de la mantequilla no se derrita rápidamente una vez que entre en contacto con la sartén.

Esto causaría una salsa rota y grasienta. Pero al mezclarse gradualmente la mantequilla con la reducción de vino blanco, puede emulsionar adecuadamente en una salsa cremosa que cubre ligeramente las gambas.

Aunque no lo recomiendo, el vino puede omitirse por completo o sustituirse por caldo de pollo si lo deseas. El caldo de pollo tiene un sabor mucho mejor que el caldo de pescado, sin embargo, si tienes caldo de pescado casero por ahí, ¡definitivamente puedes usarlo!

¿CON QUÉ SERVIR SCAMPI?

A los amantes de la pasta le encantará servir scampi sobre una cama de espaguetis o tallarines, convirtiéndolo en un plato muy satisfactorio. Fettucini, penne, o bucatini también son buenas opciones para ayudar a atrapar la salsa.

Si quieres servirlo como aperitivo, acompáñalo obligatoriamente con pan italiano crujiente para empapar la salsa. ¡Desaparecerá en cuestión de segundos!

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 450 gramos de gambas, peladas y desvenadas
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 60 gramos de mantequilla sin sal, dividida
  • 70 gramos de chalotas, en dados
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 80 ml de jugo de limón
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 120 ml de vino blanco
  • 70 gramos de tomate roma cortado en cubos
  • 1 cucharada de perejil picado, y más para adornar

Elaboración

  1. Sazona las gambas peladas con la sal y la pimienta negra.
  2. Calienta una sartén grande a fuego medio-bajo. Añade 2 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de mantequilla. Una vez derretida la mantequilla, agrega las chalotas y el ajo. Remuévelo y sofríelo hasta que las chalotas estén tiernas y el ajo esté fragante pero no dorado, unos 2 minutos.
  3. Agrega las gambas a la sartén, y cocínalas durante 2 minutos, sin removerlas. Pasado el tiempo dales la vuelta, y cocínalas durante 1 minuto más, hasta que estén opacas. Transfiérelas a un recipiente.
  4. En la misma sartén a fuego medio-alto, vierte el jugo de limón, la ralladura y el vino. Deja que hierva y la salsa se reduzca a la mitad, unos 2 a 3 minutos.
  5. Baja el fuego e incorpora 3 cucharadas de mantequilla para formar una salsa ligeramente espesa y emulsionada. Agrega las gambas, el tomate y el perejil, mézclalo todo y deja que se cocine hasta que las gambas estén bien calientes, de 1 a 2 minutos.
  6. Adorna el plato con pimienta negra y perejil. Sírvelo con rodajas de limón, pan crujiente o pasta.

NOTAS

Ten todos los ingredientes listos en la encimera de la cocina y cerca del área de cocción. Esta receta se cocina rápido, y no quieres estar buscando el vino en la nevera mientras las gambas se están cocinando en la sartén. La cocción excesiva de los mariscos deja unas gambas gomosas y duras, muy poco apetecibles.

Lo más visto