Solomillo Wellington individual

Cada vez que pienso en una cena en un restaurante elegante, el solomillo Wellington está en lo más alto de mi lista. Siempre que he tenido la oportunidad de pedirlo, se me pone una gran sonrisa en la cara cuando llega a la mesa.

No puedo esperar a cortar esa corteza crujiente y dar el primer mordisco.

1

Todo en este plato grita distinción; un tierno y jugoso filet mignon a la sartén, cubierto con unos sabrosos duxelles de champiñones, envueltos en jamón, y todo ello envuelto con una capa de hojaldre crujiente y dorado.

Pero no hace falta salir a comer fuera para disfrutar de un maravilloso solomillo Wellington, puedes hacerlo en tu propia cocina. Seguramente estarás pensando en que es un plato muy laborioso que lleva mucha preparación, pero con este solomillo individual es mucho más rápido y fácil de lo que piensas.

Te enseñamos todo sobre solomillo Wellington.

He hecho una versión bastante tradicional porque me gusta cómo todos los sabores se combinan a la perfección. No hay necesidad de hacer hojaldre desde cero, uso láminas de hojaldre refrigeradas, y sólo necesito la mitad de una hoja para hacer una porción.

Para cocinar el filet mignon es necesario una superficie muy caliente, para que el exterior se selle completamente y los jugos se queden dentro.

Ahora vienen las capas. El solomillo sellado se unta con un poco de mostaza de Dijon para darle un gusto picante, luego se cubre con un sabroso relleno de champiñones, y se enrolla en una capa de jamón serrano.

El último paso es extender suavemente la masa de hojaldre y envolver el solomillo en la masa. Puedes marcar la parte superior de la masa para hacerlo más bonito, y pintarlo con huevo para darle una capa de brillo.

Además de ser delicioso, es un plato bonito. Sólo quieres saltar de alegría y comerlo, pero tienes que tener un poco de paciencia y dejarlo reposar durante 10 minutos para que los jugos se redistribuyan hacia el centro.

El plato debe acompañarse con una buena salsa. Me gusta hacer esta salsa especial para solomillo Wellington, un complemento perfecto para la carne tierna y la masa crujiente.

Me gusta servir este plato con patatas asadas o puré de patatas y algunas verduras frescas. Estoy salivando mientras escribo esto. Necesito hacer esta receta de nuevo pronto. ¿Buscas impresionar a la familia o a los amigos? ¡Prueba esta receta!

Tiempo de preparación: 1 hora

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 1 hora y 45 minutos

Raciones: 1 persona

Ingredientes

  • 1 trozo de solomillo de ternera de aproximadamente 225 gramos y de 3 a 5 cm de grosor
  • 1/2 cucharada de mostaza de Dijon
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 125 gramos de hojaldre refrigerado
  • 1 yema de huevo
  • 1/2 cucharada de leche
  • Sal, al gusto

Para el duxelle:

  • 110 gramos de champiñones
  • 1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharada de mantequilla sin sal
  • 1/2 ramita de tomillo
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida

Elaboración

  1. Saca el hojaldre de la nevera 20 minutos antes de hacer la receta para que esté flexible y se pueda manejar sin que se rompa.
  2. Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y forra una bandeja de horno con papel vegetal.
  3. Empieza con el duxelle. Tritura los champiñones con una picadora o procesador de alimentos, lo más finos posible. La textura debe ser similar a la del pan rallado grueso.
  4. Calienta una sartén mediana a fuego medio y añade el aceite de oliva y la mantequilla. Añade los champiñones y el tomillo fresco, sofriéndolo durante unos 10 minutos, hasta que la mezcla se ablande y la mayor parte de la humedad se haya evaporado.
  5. Sazona la mezcla de champiñones con la sal y la pimienta negra. Desecha la rama de tomillo, transfiere los champiñones a un bol y consérvalos en el frigorífico.
  6. Recorta el exceso de grasa de la carne, sécalo con papel de cocina y sazona cada lado generosamente con sal y pimienta negra.
  7. Calienta una sartén a fuego medio-alto y añade una cucharada de aceite de oliva. La sartén tiene que estar muy caliente antes de añadir el solomillo. Cuando el aceite empiece a humear, agrega el filete a la sartén y cocínalo 2 minutos por cada lado.
  8. Dora rápidamente los bordes crudos de la carne para que el rojo se vuelva marrón en toda la superficie. Retira el solomillo de la sartén y colócalo en un plato para que se enfríe.
  9. Unta la mostaza sobre la superficie del solomillo mientras aún está caliente. Resérvalo.
  10. Sobre una tabla de cortar grande, coloca un trozo grande de film. Pon las 4 lonchas de jamón ligeramente superpuestas encima del film, de manera que forme un rectángulo.
  11. Extiende el relleno de champiñones sobre el jamón, dejando un borde de aproximadamente 1 cm a lo largo de los lados. Coloca el solomillo en el centro de las capas de jamón y champiñones (si la carne es de forma rectangular, colócalo de modo que el extremo más largo quede alineado con los lados más largos de la capa de jamón).
  12. Utiliza el film para enrollar el jamón alrededor del solomillo, cubriendo todos los lados. Enróllalo y retuerce los extremos del film para apretarlo bien. Consérvalo en frío mientras preparas el hojaldre.
  13. Dispón una pieza grande de film sobre una tabla de cortar o en una superficie lisa, extiende la lámina de hojaldre sobre el film y recórtalo de manera que te quede un rectángulo de 14 x 28 cm.
  14. Coloca el solomillo cubierto de jamón serrano en el centro de la masa. Alinea el lado largo de la carne con los lados largos de la masa. Unta ligeramente los bordes de la masa con agua.
  15. Comenzando por los lados más largos, junta las esquinas opuestas de la masa, estirando suavemente la masa si es necesario. Presiona las costuras para sellarlo firmemente. Dobla los lados más cortos hacia arriba para encerrar el solomillo completo. Si no llegan al centro, sólo asegúrate de presionar los lados para sellar la masa.
  16. Utiliza el film de debajo para sellar bien cada solomillo envuelto en masa, y refrigéralo unos 5 minutos para que la masa se vuelva a endurecer.
  17. En un recipiente pequeño, mezcla la yema de huevo y la leche. Saca el rollo de carne del frigorífico y retira el film que lo envuelve. Coloca el rollo con las costuras hacia abajo en la bandeja para hornear. Cepilla la parte superior y los lados del hojaldre con el huevo.
  18. Puedes utilizar un cuchillo o cortador de pizza para crear largas líneas diagonales en la superficie, pero con cuidado de no cortar la carne. Espolvorea un poco de sal por encima.
  19. Introduce el solomillo en el horno durante 20-30 minutos, o hasta que la temperatura interna de la carne alcance los 51ºC para una cocción media. La masa debe estar dorada por la superficie.
  20. Retira el rollo del horno y deja que repose durante al menos 10 minutos antes de cortarlo.

NOTAS

Puedes reformar el solomillo atándolo con hilo de carnicero para que mantenga la forma mientras se cocina en la sartén.

Calorías por porción: 597 kcal.

Nuestros favoritos