Solomillo Wellington Thermomix

El solomillo Wellington es un plato creado para festejar. Ya sea que estés reunido con familiares y amigos para celebrar la Navidad o la Nochevieja, o simplemente quieras impresionar a tus invitados, este plato tiene una presencia impresionante y muy elegante.

Aunque en cocina siempre hay un nuevo ingrediente o método de cocción o gadget para probar, los platos clásicos como el solomillo Wellington nunca pasan de moda ni caen en el olvido, y podemos y debemos seguir haciéndolos y celebrándolos.

1

Después de todo, un clásico es un clásico por una razón.

En esta receta he querido aunar lo tradicional con las nuevas tecnologías preparando esta receta de solomillo Wellington con Thermomix.

Te enseñamos todo sobre solomillo Wellington.

Siguiendo la tradición, mi solomillo de vacuno Wellington se acerca bastante al original, aunque no cubro mi versión con paté, si no con jamón.

Primero hago un relleno de duxelles (una mezcla de champiñones picados, chalotas, ajo y hierbas) para recubrir el solomillo cocinado.

Luego cubro el duxelle con una capa de jamón serrano (para evitar que el hojaldre se humedezca) y, finalmente, la masa de hojaldre sella todo lo anterior y le da una bonita y elegante presentación.

La corteza de hojaldre es brillante y dorada, y cuando se corta queda a la vista un trozo de carne tierna, jugosa y perfectamente cocida.

Preséntalo en una bandeja y córtalo en rodajas en la mesa. Permite que tus invitados elijan su tajada (los extremos estarán más hechos que el centro) y que lo acompañen de la salsa. Para este plato, nada como la clásica salsa para solomillo Wellington.

Sírvelo con una copa de vino tinto, despliega tu servilleta y haz un brindis por la conquista de los clásicos.

Tiempo de preparación: 1 hora

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 1 hora 45 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 solomillo de ternera entero de aproximadamente 600-750 gramos
  • 75 gramos de jamón serrano, cortado en lonchas finas
  • 1/2 chalota grande
  • 1 diente de ajo
  • 225 gramos de champiñones
  • 1/2 cucharada de tomillo fresco picado
  • 1/2 cucharada de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta negra molida
  • 1-2 hojas rectangulares de hojaldre refrigerado
  • 1 huevo batido para pintar

Elaboración

  1. Calienta la mantequilla y el aceite juntos en una sartén grande a fuego medio-alto, hasta que estén calientes pero sin que lleguen a ahumar.
  2. Sazona el solomillo con abundante sal y pimienta negra. Coloca la carne en la sartén y cocínalo por todos los lados, de 4 a 6 minutos en total. Transfiérelo a un plato para que se enfríe.
  3. Añade la chalota, el ajo y los champiñones al vaso de la Thermomix y tritúralo durante 10 segundos a velocidad 4. Vierte la grasa y los jugos que han quedado en la sartén, el perejil, el tomillo, sal y pimienta negra en el vaso.
  4. Coloca la mariposa y programa 5 minutos, a 100ºC, y velocidad 1, hasta que la mezcla comience a dorarse y toda la humedad se haya evaporado. Transfiérelo a un plato y deja que enfríe.
  5. Extiende un trozo de film grande sobre una superficie de trabajo y coloca la mitad de las lonchas de jamón en una capa larga (un poco más larga que la longitud del solomillo).
  6. Extiende la mitad de la mezcla de champiñones fría sobre el jamón, y coloca el solomillo frío encima. Cubre la parte superior del solomillo con el resto de la mezcla de champiñones y coloca el jamón restante por encima. El jamón debe colgar sobre los lados para cubrirlo.
  7. Utiliza el film para ayudarte a envolver por completo el solomillo con la mezcla de champiñones y el jamón. Envuélvelo bien con el film y guárdalo en el frigorífico durante una hora aproximadamente.
  8. 20 minutos antes de que acabe el tiempo, saca la lámina de hojaldre del frigorífico, y precalienta el horno a 220 grados.
  9. Pasados los 20 minutos, extiende la lámina de hojaldre sobre una superficie ligeramente enharinada. La masa debe ser lo suficientemente grande como para envolver completamente el lomo y sellarlo sin dificultad. Si no lo es, superpón dos hojas y amásalas para unirlas.
  10. Retira el solomillo del frigorífico y del film, y colócalo en el centro de la masa de hojaldre. Bate el huevo con un poco de agua y humedece los bordes de la masa. Dobla la masa alrededor del lomo y séllalo bien como si fuese un paquete. Recorta la masa sobrante.
  11. Unta el lado de la unión con el huevo batido y colócalo sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal, con el lado de la unión hacia abajo. Pinta el resto de la masa con el huevo y haz unos cortes en la parte superior para que ventile.
  12. Recorta el hojaldre sobrante con la forma que más te guste para decorar la parte superior del solomillo Wellington, o simplemente déjalo así.
  13. Introduce el solomillo en el horno durante 15 minutos, después baja la temperatura del horno a 200ºC y continua la cocción de 25 a 30 minutos más si quieres un punto medio en la carne. Inserta un termómetro de carne en el centro, debe marcar una temperatura interna de 51-55 grados.
  14. Retira el solomillo del horno y cúbrelo con un paño de cocina dejando que repose al menos 15 minutos antes de cortarlo en rodajas y servirlo.

NOTAS

El tiempo de horno está indicado para una cocción media de la carne. Si quieres que esté al punto, déjalo 20 minutos más a 200ºC, y si quieres que esté hecho, déjalo 35 minutos.

Nuestros favoritos