Tiramisú de limón

Los postres son la parte más dulce de la vida. Por así decirlo, ponen la guinda al pastel, y hacer algo bueno es indispensable para triunfar. Pero cuando se trata de postres, me aburro de hacer lo mismo con demasiada frecuencia.

1

El Tiramisú es uno de mis postres favoritos, y hago esta especialidad italiana cuando tenemos invitados porque se puede preparar con antelación, ¡y está delicioso!

Como tiendo a aburrirme fácilmente, siempre estoy jugando con los ingredientes para crear nuevas versiones de estas delicias tradicionales.

Probando y estudiando variedades, últimamente me he viciado (a hacer y a comer) este tiramisú de limón que hoy os presento. El ingrediente fundamental es el Limoncello, un licor que le aporta el toque perfecto que necesito para la receta.

No te pierdas nuestro artículo sobre tiramisú.

Como el tiramisú se prepara también con licor, me parece una idea genial cambiarlo por el Limoncello para hacer esta versión con limón.

Este licor italiano tiene un sabor agrio muy intenso y delicioso a limón; y se puede comprar en todo el mundo, así que no te será complicado encontrarlo.

El sabor a limón también se consigue añadiendo un poco de lemon curd a la crema de mascarpone.

Este postre es ideal para cuando tienes invitados, ya que en realidad es mejor si se prepara el día anterior y se deja reposar en el frigorífico durante toda la noche.

¿Quieres más ideas para preparar tiramisú?

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo total: 30 minutos

Raciones: 10-12 raciones

Ingredientes

  • 240 ml de licor de Limoncello
  • 240 ml de agua
  • 100 gramos de azúcar
  • 180 ml de jugo de limón recién exprimido
  • 40 Savoiardi o bizcochos de soletilla
  • 345 gramos de nata líquida para montar
  • 1/2 taza de azúcar glas
  • 500 gramos de queso mascarpone a temperatura ambiente
  • 280 gramos de lemon curd (dividido en dos partes)
  • Almendras en láminas ligeramente tostadas, para decorar

Elaboración

  1. En una cacerola pequeña, calienta el Limoncello, el agua, el azúcar y el jugo de limón hasta que hierva a fuego medio alto, luego reduce el fuego al mínimo y cocínalo, removiendo con frecuencia, hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Deja el almíbar a un lado para que se enfríe a temperatura ambiente.
  2. En un bol, bate la nata con una batidora eléctrica hasta que forme picos suaves. Comienza a agregar el azúcar glas hasta que se mezcle.
  3. En un recipiente aparte, bate el mascarpone con 3/4 del lemon curd hasta que quede suave, reservando el resto de lemon curd para la decoración.
  4. Agrega la nata montada en la mezcla de mascarpone, mezclándolo con movimientos envolventes, hasta que esté incorporado.
  5. Vierte el almíbar en un recipiente poco profundo, sumerge rápidamente cada una de las galletas en la mezcla y colócalas una al lado de la otra en la base un molde de 33 x 23 cm. Si es necesario, corta las galletas para rellenar los espacios.
  6. Una vez que hayas completado una capa de galletas, agrega una cuchara más de la mitad de la mezcla de mascarpone.
  7. Coloca otra capa de bizcochos empapados sobre la capa de crema de mascarpone, luego terminar cubriendo esta capa con el resto de la mezcla de crema de mascarpone.
  8. Usa un cuchillo para alisar la parte superior de la crema y adórnalo con las almendras tostadas. Mezcla el resto del lemon curd con una cuchara y luego viértelo en la parte superior del tiramisú.
  9. Refrigera durante al menos 6 horas o toda la noche.

NOTAS

Se trata de una receta que deja atrás los huevos, así que no tendrás que preocuparte si, como a mucha gente, te preocupa comer huevos crudos. Además, tampoco tendrás que pensar en el alcohol, pues el del limoncello se evaporará al cocinarlo.

De todas formas, si no quieres incluir limoncello en la receta, puedes agregar más almíbar de limón y usarlo para mojar los bizcochos de soletilla en él. De esta manera, conseguiremos el sabor del limón en el tiramisú, sin el licor.

Nuestros favoritos