Tarta de tiramisú

No voy a negar que el dulce me pierde, porque sería absurdo. Me encanta comer dulce y puedo pasarme horas comiendo hasta que mi estómago se resienta. Es increíble lo mucho que hay que contenerse para no caer en estos pequeños placeres de la vida.

1

Eso sí, como alguna vez hay que pecar, intento hacerlo a lo grande. Y a lo grande para mí es con tarta de tiramisú italiana. Desde pequeña me encanta esta tarta, por eso fue de las primeras que aprendí. La cremosidad del mascarpone, la decoración sabrosa del cacao…. ¡increíble!

La tarta se compone de 3 capas de bizcocho genovés borracho, recubiertas de un frosting de queso mascarpone, y cacao puro espolvoreado por encima. Un giro de lo más innovador del postre italiano.

El tema del mascarpone es fundamental cuando vamos a hacer tarta de tiramisú casera. A pesar de que siempre buscamos alternativas más sencillas, económicas o que, simplemente, tengamos en la despensa, en este caso es fundamental que usemos mascarpone.

No te pierdas nuestro artículo sobre tiramisú.

Nada de sustitutos, quesos sin grasa o ricotta, recuerda que la ricotta no funciona en esta receta. La receta de tarta de tiramisú debe hacerse con auténtico queso mascarpone.

También es importante que el mascarpone esté frío, directamente de la nevera, por lo que no lo saques hasta que lo vayas a usar.

No se usan huevos crudos en el frosting de mascarpone como en el tiramisú original, pero si que se utiliza nata para que el glaseado tenga una textura más ligera.

Para conseguir realzar el sabor del café, se pincela el bizcocho con café fuerte. Si deseas ajustar la cantidad de café a tu gusto, te recomiendo que te mantengas en el rango entre 60-180 ml de café. Con 60 ml el sabor será muy ligero. Con 180 ml de café, el bizcocho estará más húmedo, y el café podría filtrarse, cuanto más tiempo permanezca en la nevera.

Puede que te parezca complicado, pero no te preocupes, te explico los pasos para hacer una tarta de tiramisú fácil.

Tiempo de preparación: 40 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 1 hora

Tiempo de enfriamiento: 4 horas

Raciones: 16 raciones

Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 6 huevos grandes
  • 200 gramos de azúcar
  • 120 gramos de harina, tamizada
  • 1 cucharada (7g) de maicena
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 120 ml de café preparado fuerte, se prefiere expreso, frío

Para el frosting de mascarpone:

  • 1 kilo de queso mascarpone, frío
  • 300 gramos de azúcar glass, tamizada
  • 120 ml de café preparado fuerte, se prefiere expreso, frío
  • 360 ml de nata líquida para montar, fría
  • Cacao puro sin azúcar para decorar

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 175 °C. Forra la base de 3 moldes redondos (layer cake) de 20 cm con papel de pergamino.
  2. Para prepara el bizcocho. Mezcla los huevos en una batidora/amasadora a velocidad media. Agrega el azúcar y bátelo a velocidad media-alta durante aproximadamente 10-12 minutos hasta que espume, tenga un color pálido y triplique su tamaño. Para saber si tiene la consistencia correcta, deja que gotee de la batidora a la mezcla. Debe tardar al menos 10 segundos en desaparecer en la mezcla. Si se hunde antes, bátelo más tiempo.
  3. Añade la harina, la maizena y la levadura, y mézclalo con cuidado, con una cuchara de madera. Mézclalo lentamente sin sobrecargar la masa para que no pierda aire.
  4. Divide la masa uniformemente entre los 3 moldes y hornéalos por separado durante 20-22 minutos cada uno, hasta que al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio. Deja que enfríen fuera del horno 5 minutos; después desmolda los bizcochos, retira el papel y deja que enfríen completamente.
  5. Para el frosting del mascarpone. Bate el queso a velocidad media hasta que quede cremoso, unos 2 minutos. Después, añade el azúcar glass y continua batiéndolo hasta que esté cremoso.
  6. Agrega el café y mézclalo con la batidora durante aproximadamente 2-3 minutos. Vierte la nata y mézclalo hasta que esté completamente cremoso, otros 2-3 minutos.
  7. Para montar el pastel. Coloca la primera capa de bizcocho y cúbrela con un tercio del café para que se empape. A continuación, esparce por encima un tercio del frosting de mascarpone con la ayuda de una espátula. Vuelve a repetir la capa hasta terminar con el frosting. Deja que enfríe 4 horas en la nevera.
  8. Antes de servir, puedes hacer una decoración con nata montada y espolvorear el cacao en polvo por encima.

NOTAS

¿Te ha gustado este dulce? También disfrutarás con la Tarta de la abuela, esta Tarta de frutas, la Banoffe pie o la clásica Sacher.

Seguramente, con la receta que te he dado sobrará para 4 personas, pero puedes guardarlo en la nevera hasta 3 días e incluso congelarlo, con lo que te puede durar hasta dos meses.

Esta tarta de tiramisú no contiene alcohol, por lo que no hay problema en que lo tomen niños pequeños. Eso sí, lleva café con cafeína, por lo que si no quieres que tus hijos tomen, te recomiendo que lo sustituyas por descafeinado.

Puedes mezclar la masa con unas varillas manuales, pero te recomiendo que uses una batidora/amasadora o batidora eléctrica porque es mucho más fácil y también más rápido. La masa del bizcocho necesita ser mezclada unos 10 minutos con la batidora, pero cuando utilizas unas varillas manuales tienes que batirlo de 3 a 5 minutos más para obtener la consistencia requerida.

Nuestros favoritos