Tortitas Americanas

No hay duda, la quintaesencia del desayuno americano son las tortitas, goteando jarabe de arce y coronadas con quebradizos trozos de bacon crujiente.

A diferencia de nuestras versiones, las tortitas americanas son más gruesa, y persiguen ese ideal de ligereza esponjosa, lo cual es muy práctico, ya que siempre parecen servirse en montones elevados.

1

Pero tienen en común algo, lo rápidas y fáciles que son de hacer. Con sólo 6 ingredientes y 2 minutos, ¡obtendrás unas tortitas americanas perfectas para el desayuno!

INGREDIENTES PARA ELABORAR TORTITAS AMERICANAS

Este artículo te puede interesar: tortitas.

La leche y los huevos son los ingredientes líquidos más comunes en las tortitas, pero también se suele añadir un poco de mantequilla derretida a la mezcla, lo que le da a la masa una mayor riqueza de sabor. Por supuesto, he incluido mantequilla en esta receta.

La levadura es lo que eleva la masa, y consigue unas tortitas esponjosas. También se utiliza buttermilk junto con bicarbonato de sodio, para que las burbujas de la reacción aireen la masa y queden más esponjosas; pero he decidido simplificar al máximo la receta, ya que no todo el mundo tiene buttermilk a mano.

Los extractos (como el de vainilla) también están permitidos, pero quiero que las tortitas sepan a tortitas, no a vainilla, así que no voy a utilizar aromas ni extractos en esta receta.

Y por supuesto, puedes cubrir tus tortitas con los ingredientes que prefieras, e incluso adaptar la receta dependiendo de tu estado de ánimo y de tu creatividad. Por ejemplo, puedes añadir pepitas de chocolate en la masa, o arándanos.

A los amantes de las coberturas aún más avanzadas les encantará servirlas con una deliciosa salsa de arándanos, y para los fans del chocolate sírvelas con un poco de crema de cacao por encima. O simplemente disfrútalas como están con un poco de mantequilla encima y un generoso hilo de sirope de arce.

Me encanta esta receta de tortitas americanas. En primer lugar, son extremadamente rápidas y fáciles de preparar, con sólo unos pocos ingredientes básicos que todo el mundo tiene a mano (sí, todo el mundo: huevo, leche, harina, azúcar, levadura, ¡eso es todo!).

Luego, salen perfectas cada vez que las hago, con una forma redonda y pequeña, y una textura ligera y esponjosa. Y finalmente, me dan hambre en cuanto las veo.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Tiempo total: 20 minutos

Raciones: 10 tortitas

Ingredientes

  • 120 gramos de harina para todo uso
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 240 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 huevo L
  • Jarabe de arce, mantequilla, frutos rojos, bacon frito, etc., para decorar

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 90°C, con una bandeja resistente al calor lista para mantener las tortitas calientes mientras terminas la masa.
  2. En un bol pequeño, mezcla la harina, el azúcar, la levadura en polvo y la sal. Resérvalo.
  3. En otro recipiente mezcla la leche, la mantequilla y el huevo. Añade los ingredientes secos en la mezcla de leche y remuévelo con unas varillas (pero no demasiado).
  4. Calienta una sartén o una plancha grande a fuego medio y úntala generosamente con aceite. Para cada tortita, vierte 2 ó 3 cucharadas de masa en la sartén.
  5. Cocina la masa hasta que en la superficie de las tortitas empiecen a salir burbujas, aproximadamente 1 minuto. Dale la vuelta con cuidado con una espátula fina, y cocina la tortita hasta que la parte inferior esté dorada, de 1 a 2 minutos más.
  6. Transfiere la tortita a la bandeja del horno y cúbrela con papel de aluminio para que se mantenga caliente hasta que termines de cocinar toda la masa.
  7. Sirve las tortitas calientes, con el acompañamiento y decoración que quieras. En América las disfrutan regadas con jarabe de arce, con un trocito de mantequilla por encima, con frutos rojos, bacon frito o rodajas de plátano.

NOTAS

Lo más importante de todo, no debes mezclar demasiado la masa. Si lo mezclas demasiado, activas el gluten de la harina, lo que, junto con la proteína de los huevos, producirá unas tortitas densas.

También es importante que la sartén esté a la temperatura óptima antes de empezar a cocinar las tortitas: si está demasiado fría, las tortitas quedarán pálidas y gomosas; y si está demasiado caliente, las tortitas quedarán muy oscuras y cocinadas de forma desigual.

Me gusta hacer mis tortitas pequeñas y delicadas, pero puedes hacerlas más grandes si así lo prefieres.

Nuestros favoritos