Magdalenas de limón

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

magdalenas de limon
Las magdalenas se preparan tan rápidamente y son tan fáciles de hacer que resultan ideales para pasar unos divertidos momentos  preparándolas en familia y también son un recurso muy práctico cuando tenemos invitados inesperados en nuestra casa.

Nadie se resiste a este dulce de toda la vida, en esta ocasión con un ligero toque cítrico a limón, aunque si no nos gusta el sabor del limón, siempre podemos cambiarlo por la ralladura de una naranja o una cucharadita de extracto de vainilla.

Lo único malo que tienen estas magdalenas es que desaparecen misteriosamente, las saco del horno y vuelan.

Os prometo que con esta receta os quedaran unas magdalenas de limón super esponjosas para chuparse los dedos.

Ingredientes para unas 20 magdalenas de limón:

  • 325g de harina tamizada
  • 250g de azúcar
  • 3 huevos L
  • 250ml de aceite de oliva suave
  • 250ml de leche entera
  • 16g o un sobre de levadura en polvo (tipo Royal)
  • ralladura de un limón
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

Empezamos separando las claras de las yemas de los 3 huevos y rallando el limón.

En un bol ponemos las yemas con el azúcar y batimos hasta que aumente su volumen y blanqueen. Si tenemos una amasadora kmix o similar la podemos utilizar para batir, sino usaremos la batidoras de varillas eléctrica.

Seguimos batiendo y añadimos poco a poco el aceite de oliva y la leche hasta que quede homogeneizado.

Seguidamente echamos la ralladura del limón, la levadura y la harina ya tamizada y continuamos batiendo durante unos minutos más.

En otro recipiente, montamos las claras a punto de nieve y las agregamos suavemente al bol con la mezcla que teníamos ya. Mezclamos esta vez con ayuda de una espátula con movimientos envolventes para que no se baje el aire que ha cogido.

Introducimos en el frigorífico durante una hora.

Mientras tanto, podemos preparar la bandeja de cupcakes y colocar las cápsulas que vamos a utilizar.

Precalentamos el horno a 200ºC 15 minutos antes de rellenar las cápsulas.

Una vez trascurrido el tiempo de espera, rellenamos las 3/4 partes de la cápsula e introducimos la bandeja de magdalenas en el horno a 180ºC con calor arriba y abajo durante 20 minutos o hasta que las pinchemos con un palillo y este salga limpio.

Una vez listas nuestras magdalenas las dejamos enfriar sobre una rejilla y ya estarían a punto para comerlas.

Os diré que para desayunar están fantásticas mojadas en el café o en el colacao.
Presentación de las magdalenas
magdalenas con limon myy ricas