Bizcocho Madeira (MSC)

El Bizcocho Madeira o Madeira Sponge Cake (MSC) es el bizcocho perfecto para decorar con fondant, ya que es muy alto y resistente para el peso que le vamos a poner encima. Conservan bien la forma y se puede moldear y tornear fácilmente sin que se rompa.

Por eso, si vamos a preparar una tarta decorada de varios pisos, es el mejor bizcocho que podemos escoger.

1

Para comer tal cual resulta un poco seco, lo mejor seria emborracharle con almíbar y  rellenarlo con la crema que queramos.

Para hacer el bizcocho Madeira se necesita:

  • Molde redondo desmontable
  • Batidora amasadora (tipo KitchenAid) o en su defecto batidora eléctrica de varillas.
  • Papel de horno
  • Rallador
  • Tamizador

Ingredientes para un molde de 20cm

  • 300g de mantequilla a tª ambiente
  • 300g de harina con levadura incorporada
  • 150g de harina
  • 300g de azúcar extrafino
  • 6 huevos medianos
  • ralladura de 1 limón y medio
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. Lo primero que vamos a hacer es forrar nuestro molde con papel de horno (también llamado papel vegetal) tanto el fondo como los laterales. En los laterales dejaremos que el papel sobresalga unos 10 cm por encima del molde ya que el bizcocho subirá más de lo que cubre el molde. Para que se quede pegado al molde esparcimos un poco de mantequilla por el mismo.
  2. Precalentamos el horno a 170º arriba y abajo.
  3. En nuestra batidora amasadora batimos la mantequilla con el azúcar unos 10 minutos hasta que quede una mezcla esponjosa. Vamos incorporando los huevos de uno en uno sin dejar de batir.
  4. Tamizamos las dos harinas y vamos añadiendo a la masa, cucharada a cucharada, mientras se mezcla todo.
  5. Ahora es el momento de añadir los complementos que queramos (pepitas de chocolate, frutos secos, licores, ralladuras, esencias…), en este caso he añadido la ralladura de un limón. Mezclamos todo bien.
  6. Vertemos la masa en el molde previamente forrado y lo distribuimos con una cuchara.
  7. Horneamos de 80-120 min. Yo lo tuve 110 min. Lo mejor es esperar una hora sin abrir el horno, para que la temperatura sea constante, y a partir de ahí ir mirando cada 15 min pinchando con un palillo para ver si esta del todo hecho.
  8. Una vez sacado del horno debemos desmoldarlo y dejarlo enfriar mínimo 12 horas. Después de quitarle el papel de horno adherido nos disponemos a darle la forma que queramos, en este caso lo primero que hago es cortarle el copete ya que necesito un bizcocho de forma redondeada y plano por los lados. Si hay alguna irregularidad la podemos limar con un rallador.

Ya esta listo para cortarlo en capas y mojarlo en almíbar casero.

Lo más visto