Bubble tea o té de burbujas

Originario de Taiwán, el boba o bubble tea (traducido té de burbujas) es una bebida a base de té con leche, y acompañado de las características perlas de tapioca, también conocidas como boba.

El té de burbujas puede hacerse con varios tipos de té, como el té negro o de jazmín; endulzarlo con azúcar, miel o almíbar, y añadirle leche, frutas, e incluso taro, una especie usada comúnmente en los platos asiáticos.

1

Pero lo que nunca puede faltar son las perlas de tapioca, que no solo dan nombre a la bebida, sino que la transforman completamente.

Seguramente lo hayas visto en Instagram, pues es la bebida de moda entre los millennials; pero si no sabes donde encontrarla, debes saber que es muy fácil hacerla en casa.

De hecho, aunque me encanta el té de burbujas, no me gustan especialmente los que se venden en las cadenas de bebidas, porque tienen demasiado azúcar.

Lo bueno es que puedes hacer tu propio bubble tea en casa fácilmente con simplemente té, perlas de tapioca, leche y un edulcorante. ¿Te ha picado la curiosidad? Ahora sabrás cómo se hace.

¿Cómo hacer bubble tea o té de burbujas?

EL TIPO DE TÉ

Los mejores tés para el bubble tea son los que tienen un sabor fuerte o robusto, como el té negro o de jazmín, aunque el té chai también funciona. Esto es debido a que el té se diluye con leche y hielo, así que necesitarás un sabor fuerte para que perdure.

Si usas bolsitas de té, utiliza 2 por cada 250 ml. Además, puedes hervir el té a fuego lento durante al menos 5 minutos para elaborar un té extra fuerte.

LAS PERLAS DE TAPIOCA

La tapioca es un almidón extraído de la raíz de la yuca o mandioca, utilizado como espesante en muchos platos. Puede presentarse en forma de harina, o en perlas de diferentes tamaños. Las grandes son utilizadas en el famoso té de burbujas.

Puedes preparar las perlas de tapioca con antelación, pero no demasiada. Es recomendable cocinarlas en el mismo día en el que vas a servir la bebida, porque saben mejor cuando están frescas. Cuanto más tiempo las dejes reposar, más duras se vuelven.

Utilizo las perlas de tapioca instantáneas, que se preparan en 5 minutos, aunque tienen una vida útil más corta. Una vez cocidas, se conservan bien a temperatura ambiente durante medio día aproximadamente. Pero se vuelven duras como piedras en el frigorífico en solo dos horas.

Las perlas de tapioca normales requieren una cocción más larga, de 30 minutos a una hora, pero aguantan más en la nevera, lo cual es una excelente opción si planeas cocinarlas 1 ó 2 días antes de hacer la bebida. Se endurecerán en la nevera, pero siguen siendo comestibles.

Hay perlas de diferentes colores, aunque normalmente se suelen utilizar las de color negro. Puedes encontrar estas perlas de tapioca en los supermercados asiáticos o en Amazon.

EL TIPO DE LECHE

Prefiero usar la leche entera porque su textura y sabor hacen que el té sea más cremoso y sabroso; pero también se puede utilizar nata líquida, para una versión más suave, o una bebida de soja, coco o almendras si quieres una bebida sin lactosa o vegana.

En este caso, te sugeriría que enfriaras el té en el frigorífico en vez de usar cubitos de hielo al servirlo, para que el hielo no siga diluyendo el té de burbujas.

EL EDULCORANTE

Cualquier tipo de edulcorante funciona bien. Sin embargo, si usas miel (o cualquier edulcorante espeso), es mejor si mezclas la miel con el té mientras éste todavía está caliente, para que se disuelva uniformemente.

Lo mismo ocurre con el azúcar. Probablemente necesitarás al menos 2 cucharadas de miel por cada 2 tazas de té.

Debido a que cada persona tiene diferentes preferencias por la dulzura, recomiendo añadir solo un poco de edulcorante, y dejar que cada uno se sirve lo que quiera.

Y ahora que ya eres un experto en el bubble tea, es hora de pasar a la acción. Sigue esta receta y prepara tu propio té boba.

Tiempo de preparación: 2 horas

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 2 horas y 10 minutos

Raciones: 4 bebidas

Ingredientes

  • 8 bolsitas de té negro
  • 1 litro de agua hervida
  • 3/4 taza de perlas de tapioca negras de cocción rápida
  • Leche entera, o cualquier leche de tu elección
  • 6 cucharadas de almíbar o cualquier otro edulcorante de tu elección

Para hacer el almíbar:

  • 90 ml de agua
  • 75 gr de azúcar

Elaboración

  1. Prepara el té remojando las bolsitas de té con el agua hervida. Deja que repose, con las bolsitas dentro del agua, hasta que alcance la temperatura ambiente. Puedes meter el té en la nevera para acelerar el proceso de enfriamiento.
  2. Calienta los 60 ml de agua hasta que empiece a hervir a fuego lento, agrega el azúcar, retíralo del fuego y remuévelo hasta que el azúcar se disuelva. Deja que este almíbar se enfríe antes de transferirlo a un frasco.
  3. Pon a hervir 1 litro de agua y añade las perlas de tapioca. Remueve las perlas y déjelas cocer unos 5 minutos. Las perlas deberían de estar flotando en la superficie. Escúrrelas y acláralas bajo el agua fría.
  4. Divide las perlas de tapioca cocidas en 4 vasos grandes. Luego, agrega unos cubitos de hielo a cada vaso. Vierte aproximadamente 250 ml de té en cada vaso. Agrega 1 y 1/2 cucharadas de leche y 1 y 1/2 cucharadas de almíbar en cada vaso.
  5. Remuévelo y prueba el té para adecuarlo a tu gusto. Puedes añadir más leche o edulcorante.

NOTAS

Por lo general, la bebida se sirve con pajitas para boba grandes (lo suficientemente grandes para que las perlas de tapioca pasen por ellas). Si no tienes estas pajitas a mano, puedes utilizar una cuchara para sacar las perlas de tapioca.

Si estás sirviendo el bubble tea a invitados, acompáñalo de una pequeña jarra de leche y un tarro de almíbar para que puedan añadirlo a su gusto.

Puede preparar las bolsitas de té 1 o 2 días antes y guardarlo en el frigorífico. Además, también puede preparar el almíbar con varios días de antelación.

Si disfrutas con muchas perlas de tapioca en tu bebida, añade 1 taza en lugar de la 3/4.

Lo más visto