Chow Mein

El Chow Mein es un plato chino clásico elaborado con fideos, verduras, y una gran salsa, y se puede personalizar fácilmente con las verduras y la proteína que prefieras.

Es la comida perfecta para cuando no tienes tiempo. Lo mejor de todo es que se prepara en menos de 20 minutos, y en un solo recipiente. ¡Olvídate de llamar al restaurante chino, esta receta es mucho mejor y está llena de sabores auténticos!

1

La receta tiene un montón de vegetales encubiertos (col, zanahoria, brotes de soja y cebollas de primavera) ¡no los notarás! Simplemente se funden en el plato con los fideos, así que no tienes idea de cuánto estás consumiendo realmente.

Y puedes añadir más o sustituir unos por otros según las sobras que tengas en la nevera. Estas son algunas ideas: repollo, bok choy, brócoli o chícharos.

LOS FIDEOS

Los fideos Chow Mein son fideos finos y arrugados que están ligeramente cubiertos de harina. Los puedes encontrar en la sección asiática de los supermercados, o en tiendas online.

Y si no tienes, los fideos para ramen, los fideos yakisoba o la pasta muy fina también funciona, sólo asegúrate de que sean fideos largos, finos y arrugados.

Aparte de los fideos, el Chow Mein casi siempre lleva col, brotes de soja y zanahoria, y luego tu elección de proteína. Estoy bastante segura de que el pollo es la opción más popular, pero también puedes hacerlo con carne de ternera o pavo.

LA SALSA

La salsa es bastante simple: una mezcla de salsa de soja, salsa de ostras, vino chino alias Shaoxing, aceite de sésamo, azúcar, pimienta y harina de maíz.

El vino chino es un ingrediente clave que hace que la cocina casera sea realmente un rival a la de los restaurantes.

CHOW MEIN vs LO MEIN

Podría entrar en tecnicismos (raíces auténticas y traducción china), pero básicamente la única diferencia está en los fideos.

Chow Mein (como lo conocemos fuera de China) está preparado con fideos delgados y arrugados que están ligeramente recubiertos de harina, mientras que Lo Mein utiliza fideos más anchos y resbaladizos.

Ambos son amarillos porque son fideos al huevo. Ambos son deliciosos, sólo que tienen diferentes texturas.

El hecho es que, sin importar qué proteína, qué vegetales e incluso qué fideos uses, terminarás con un plato Chow Mein delicioso, siempre y cuando uses la receta de la salsa, la misma cantidad de fideos, y la misma cantidad de verdura + proteína, para que el sabor no se diluya.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 400 gramos de muslos de pollo troceados
  • 3 cucharadas de aceite de cacahuete (u otro aceite de cocina)
  • 400 gramos de fideos chow mein frescos
  • 4-5 tazas de col verde o col china, finamente desmenuzada
  • 2 zanahorias, en juliana
  • 1 taza de brotes de soja
  • 5 cebollas de primavera (la parte verde y blanca), cortadas en trozos de 5 cm
  • 4 dientes de ajo, finamente picados
  • 130 ml de agua

Para la salsa Chow Mein:

  • 4 cucharaditas de harina de maíz
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de salsa de ostras
  • 3 cucharadas de vino chino de cocina
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • Unas vueltas de pimienta blanca

Elaboración

Para hacer la salsa:

  1. Mezcla la harina de maíz y la salsa de soja hasta que la harina esté completamente disuelta, luego incorpora el resto de los ingredientes, mezclándolos bien, hasta que tengas una salsa homogénea.

Para el Chow Mein:

  1. Vierte 2 cucharadas de salsa sobre el pollo troceado, mézclalo bien para que cubra todo el pollo, y deja que marine 10 minutos.
  2. Prepara los fideos de acuerdo con las instrucciones del paquete, luego escúrrelos y resérvalos.
  3. Calienta el aceite en un wok o sartén grande a fuego alto. Añade el ajo picado y sofríelo unos segundos, lo suficiente para que se dore, pero sin que se queme.
  4. Agrega el pollo y cocínalo hasta que se dore superficialmente, pero el interior todavía está crudo.
  5. Incorpora la col, las zanahorias y la parte blanca de las cebollas de primavera, y saltéalo todo durante un par de minutos, hasta que la col esté marchita.
  6. Añade los fideos, el resto de la salsa y el agua, y cocínalo durante 1 minuto, removiéndolo constantemente.
  7. Por último, incorpora los brotes de soja y la parte verde de las cebollas de primavera, mézclalo bien y deja que se saltee 30 segundos. Retíralo del fuego y sírvelo inmediatamente.

NOTAS

En vez de pollo puedes utilizar otras proteínas, como carne de cerdo, ternera o pavo, langostinos enteros, tofu frito o incluso carne picada.

Los fideos Chow Mein se venden en las tiendas de comestibles asiáticas y también en tiendas online. Si no encuentras fideos frescos, puedes utilizarlos secos.

El vino chino (también conocido como Shaosing / Shaoxing) es la clave para que este plato tenga el mismo sabor que el de los restaurantes. Si no lo encuentras, puedes sustituirlo por Sake japonés para cocinar, Mirin (reducir el azúcar a 1 cucharadita) o jerez seco.

Si no puedes usar alcohol, utiliza caldo de pollo en la salsa, y reemplaza el agua con caldo de pollo.

Si no tienes wok, puedes hacerlo en una sartén, pero asegúrate de que sea grande para que los fideos no salgan volando mientras lo mezclas con entusiasmo.

Lo más visto