Espaguetis de calabacín

Sólo porque hayas decidido comer menos hidratos de carbono no significa que tengas que renunciar a la pasta. ¿Cómo es eso? Bueno, déjame presentarte a los espaguetis de calabacín.

También conocidos como "zoodles", estas espirales son una gran manera de hacer un plato de pasta saludable, pues este vegetal está repleto de nutrientes, y tiene muy pocas calorías.

1

Pero si eres nuevo en el mundo de los espaguetis vegetales, es posible que te sientas abrumado con todas las opciones. ¿Cuál es la mejor herramienta para hacer espirales con calabacín? ¿Qué recetas puedo preparar? ¿Cómo los cocino? ¿Y debería cocinarlos?

Lo entiendo perfectamente. Y créeme, son las mismas preguntas que tenía yo hace un tiempo. Así que hoy quiero resolver todas tus dudas con esta mini guía para ayudarte a navegar por el amplio mundo de los zoodles.

Hay varias formas de cortar el calabacín, no importa si tienes un spiralizer o un cuchillo, esto no debería de ser un impedimento para poder disfrutar de un gran plato de pasta vegetal.

Cómo hacer espaguetis de calabacín

CON UN ESPIRALIZADOR

Crea espirales de tus vegetales favoritos en segundos. Es la herramienta más rápida de todas las opciones, y requiere la menor cantidad de fuerza o esfuerzo.

Simplemente se cortan los extremos de un calabacín, se coloca al lado de la hoja y se hace girar. En menos de 8 segundos tendrás el calabacín entero cortado.

Sí, es más grande que algunas de las otras opciones, pero considerando la frecuencia con la que lo uso, los pros superan con creces los contras, así que es mi favorito.

Puede ser doblado en la mitad del tamaño normal,puede almacenarlo fácilmente en cualquier lugar que desee.

  • PROS: requiere poco esfuerzo/fuerza, es el más rápido, tiene un precio razonable, es robusto y ofrece diferentes opciones de cuchillas/rebanadas.
  • CONTRAS: requerirá más espacio de almacenamiento que otras opciones.

CON UN PELADOR DE VERDURAS EN JULIANA

Lo bueno de estos peladores, es que probablemente ya tengas uno en la cocina. Normalmente tiene un lado para pelar en tiras, y otro para juliana, y esto es perfecto para cuando quieras tallarines de calabacín.

Corta los fideos más finos y delicados. Luego, simplemente se separan las hebras con los dedos. Esto lleva algo más de tiempo, pues se tiene que rotar la pieza, y hay más probabilidades de que te cortes un dedo.

Oferta

CUIDE DE SUS SERES QUERIDOS ★ ¡Cocine platos de verduras sanos y crudos para su familia con facilidad! Pelar, cortar y rebanar verduras nunca ha sido tan fácil con este pelador en juliana aprobado por chefs profesionales

  • PROS: barato y fácil de almacenar.
  • CONTRAS: tarda más tiempo en cortar y deja un núcleo bastante grande.

CON UNA MANDOLINA

La mandolina crea espaguetis en juliana que son ligeramente más gruesos que los de un pelador, pero lo hace en la mitad de tiempo. Las cuchillas son SUPER afiladas, así que, por favor, utiliza siempre la funda de plástico o un guante resistente al corte.

La mandolina es mejor para crear tallarines de calabacín, y permite variar el grosor. Tiene varias opciones de cuchillas, ofreciendo varias posibilidades para hacer diferentes formas.

Diseñado inteligentemente: nuestro cortador de alimentos mandolina viene con grosor ajustable, novedad con cuchillas giratorias ajustables. Para que puedas obtener rodajas perfectamente planas de 1 a 9 mm y de 4,5 a 10 mm juliana. Excelente para hacer fritas, patatas, frutas y verduras para comidas saludables y vegetales.

  • PROS: el corte es fácil/rápido (debido a la cuchilla afilada) y el tamaño/ancho de salida es consistente.
  • CONTRAS: hoja afilada (ten cuidado con los dedos) y tamaño grande.

CONSEJO: No es necesario pelarlo antes de cocinarlo, ya que la piel verde oscura es muy fina y ayuda a mantener su forma.

No sólo uso estos métodos para los espaguetis de calabacín, sino que también para cortar otros vegetales, como calabaza, zanahorias o batatas. Ahora que los espaguetis están listos, ¡es hora de empezar a cocinar!

¿Cómo cocinar los espaguetis de calabacín?

Enhorabuena, ¡has hecho espaguetis con calabacín! Ahora la gran pregunta es qué hacer con ellos, ¿verdad? Y puede que estés pensando, ¿cómo los cocino? Pero la pregunta que deberías hacer es: ¿Cómo los caliento? Porque realmente no quieres cocinar fideos de calabacín. Al menos no demasiado.

Los calabacines están compuestos en un 95 por ciento de agua, así que cuando los cocinas, puedes terminar con un montón de fideos acuosos empapados y blandos, sólo por cocinar un minuto más de lo normal.

Exactamente lo contrario de "al dente". Así que cuando cocines zoodles, recuerda que tu intención es simplemente calentarlos y no "cocinarlos". Lo puedes hacer de estas maneras:

CRUDOS

La mejor manera de conseguir una textura más crujientes y al dente? Déjalos crudos. Sí, eso significa nada de cocinar. Espiralizar, mezclar con tus ingredientes favoritos y servir. No sólo es el método más fácil y rápido, sino que el plato es delicioso frío como caliente.

Si el calabacín está a temperatura ambiente, simplemente mezclándolo con una salsa caliente los va a calentar. ¡Así que has cocinado sin cocinar!

EN EL MICROONDAS

La cocción más rápida: el microondas, mi segundo método de cocción favorito. Ponlos en un plato y caliéntalos durante un minuto. Dependiendo de la cantidad de espaguetis que tengas, es posible que necesites cocinarlos más tiempo, aunque yo recomendaría incrementos de 30 segundos para evitar cocinarlos demasiado.

SALTEADOS

Otro método de lo más rápido y sencillo. Sólo tienes que añadir una cucharada de aceite de oliva en una sartén y saltearlos durante 1-2 minutos. Este es un método de cocción perfecto si vas a hacerlos con ajo, limón, o algo similar. Pero si vas a añadir una salsa boloñesa u otra salsa, prefiero que no tenga aceite extra, y los hago de la siguiente forma.

HERVIDOS

Es muy sencillo, simplemente hay que cocerlos en agua hirviendo durante un minuto. Y una vez que los calabacines estén cocidos, escúrrelos en un colador y sírvelos. Si los prefieres secos, sécalos con papel de cocina antes de servirlos.

AL HORNO

Es el método que menos utilizo, ya que es el que más tiempo y mano de obra consume. Al principio pensé que las espirales estarían más crujientes, y que su textura sería la más parecida a los espaguetis, pero la diferencia es insignificante. Por el tiempo y la energía que requieren, prefiero cualquiera de los otros métodos.

Pero si quieres probar, precalienta el horno a 95 grados. Forra una bandeja para el horno con papel de cocina y distribuye uniformemente los espaguetis de calabacín por encima. Luego, sazónalos; la sal ayuda a extraer la humedad, mientras que el papel la absorbe. Cocínalos durante 10-15 minutos, y luego escurre la humedad adicional con más papel de cocina.

Las mejores recetas con espaguetis de calabacín

Y ahora te dejo con una de mis recetas favoritas, con ajo y queso Parmesano. Con sólo 5 ingredientes, este plato es realmente fácil de preparar. Apenas necesita cocción, un salteado rápido en un poco de aceite de oliva y ajo sofrito, condimentado con sal y pimienta negra, y un puñado de queso parmesano para agregar el toque final que hacen de cada bocado algo irresistible y satisfactorio.

Para infundir más sabor a la receta, el ajo se sofríe brevemente en aceite de oliva para realzar los aromas y el sabor. Todo lo que necesitas son 30 segundos en la sartén, y puedes oler instantáneamente los maravillosos aromas.

A continuación, los zoodles se añaden a la sartén, se cuecen a fuego medio y se saltean hasta que estén tiernos. Al igual que la pasta, los espaguetis de calabacín deben estar al dente. Prueba uno para asegurarte de que está listo.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 6 minutos

Tiempo total: 11 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 3 calabacines grandes
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de ajo picado
  • Sal y pimienta negra, según sea necesario
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita de perejil picado

Elaboración

  1. Lava bien la piel de los calabacines y corta los extremos.
  2. Colócalos en el spiralizer, selecciona el tamaño de corte en la unidad y corta el calabacín en espiral.
  3. Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Una vez que el aceite esté caliente, agrega una cucharadita de ajo y sofríelo durante 30 segundos.
  4. Incorpora los espaguetis y saltéalos durante 5 minutos, hasta que estén al dente. Pruébalos y sazónalos con sal y pimienta según sea necesario.
  5. Espolvorea el queso parmesano por encima y decora con unas hojas de perejil picado.

NOTAS Y CONSEJOS

No sazones el calabacín crudo. En el momento en que se corta, las paredes celulares de la planta se abren, exponiendo el agua contenida dentro de la carne. Al poco tiempo, el vegetal cortado liberará la humedad (especialmente cuanto más pequeño sea su corte, porque se crea más superficie). Si añades la sal crudo, extraerá aún más agua, así que no lo sazones hasta el final de la cocción para evitar que la textura esté blanda.

Me gusta mantener la receta simple, ligeramente sazonada con sal y pimienta y adornarla con queso parmesano recién rallado y perejil picado. Sin embargo, puedes hacerlo más complejo agregando tomates, pollo, gambas, o mezclarlos con una salsa pesto, para variar.

Los espaguetis también se pueden cortar en tiras delgadas de 1 milímetro de ancho usando un cuchillo de chef si no tienes un spiralizer disponible.

Elige calabacines con la piel firme y la superficie esté libre de defectos significativos, como marcas grandes. De tamaño grande para obtener el máximo rendimiento, pero sin demasiada carne.

Si utilizas un espiralizador y el calabacín es muy largo, puede que termines con hebras súper largas. Para servirlo más fácilmente a tus invitados, sólo tienes que usar unas tijeras de cocina para cortar algunas de las hebras.

Haz los zoodles con antelación. Este es el mejor consejo para ahorrar tiempo. Después de haber espiralizado varios calabacines, forra un recipiente grande de plástico o cristal con papel de cocina, coloca los espaguetis dentro, y consérvalos en el frigorífico. Se mantendrán frescos durante 2 ó 3 días.

Los calabacines más grandes son más fáciles de espiralizar y producen más cantidad. Para los tamaños de las porciones, planifica un calabacín mediano por persona.

¿Pelar o no pelar el calabacín? No pelo el calabacín, ya que me encanta el color verde oscuro en mi plato y los nutrientes adicionales que proporciona, como la fibra.

Nuestros favoritos