Gambas al cava

Las gambas son un manjar del mar. Tengo recuerdos maravillosos de cuando era una niña visitando a nuestro pescadero local, y las gambas siempre estaban entre los productos que adquiríamos. Las gambas siempre han sido una tentación irresistible.

1

Y especialmente las gambas al cava, un plato delicioso que se puede servir como plato principal, sobre arroz cocido o con pan crujiente. Es un plato rápido y fácil de preparar pero muy sabroso.

Mi principal objetivo con esta receta es realzar el maravilloso sabor natural de las gambas frescas. Puedes usar esta receta con cualquier tipo de gambas, langostinos o crustáceos en general.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 20 minutos

Ración: 4 personas

Ingredientes

  • 500 gramos de gambas frescas (sin pelar)
  • 6 dientes de ajo, picados finamente
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 300 ml de un cava de buena calidad
  • Un puñado de perejil fresco
  • Sal gruesa, al gusto

Elaboración

En el horno:

  1. Precalienta el horno a 200º C con calor por arriba y abajo.
  2. Lava bien las gambas bajo el grifo y córtale los bigotes si son muy largos para que no molesten. Reparte las gambas en una capa sobre una bandeja de horno, sin amontonarlas.
  3. Mezcla los dientes de ajo picados y el aceite de oliva. Distribuye esta mezcla encima de las gambas, un poco en cada una.
  4. Vierte el cava por encima y espolvorea sal y el perejil picado sobre las gambas. Introduce la bandeja en la parte central del horno y deja que se cocinen unos minutos, hasta que las gambas estén de color opaco, y el ajo se haya dorado ligeramente.

En la sartén:

  1. Calienta el aceite en una sartén amplia a fuego medio-alto, y añade los dientes de ajo picados para que se sofrían durante unos minutos, hasta que estén ligeramente dorados.
  2. Incorpora las gambas y vierte el cava para saltearlas durante unos minutos, removiéndolo de vez en cuando, hasta que las gambas se vuelvan de color opaco, y al cava se le haya evaporado el alcohol.
  3. Sazónalas y espolvorea el perejil por encima antes de servirlas con el jugo del fondo.

NOTAS

Puedes utilizar gambas congeladas, pero ten cuidado con los tiempos de cocción, ya que al estar peladas suelen quedarse muy secas y duras si se sobrecocinan.

El tiempo de cocción de las gambas varia en función de su tamaño. Lo que ho hay que hacer nunca es cocinarlos en exceso, ya que entonces se vuelven duros y gomosos, mejor cocerlos de menos y volverlos a poner al fuego durante un minuto más, que cocerlos de más.

Las gambas pequeñas y medianas tardan de 3 a 4 minutos. Los grandes tardan de 5 a 8 minutos, y los jumbo necesitarán de 7 a 8 minutos.

Esta es una receta a la que puedes añadir guindillas, jugo de limón o hierbas aromáticas extra, o convertirlo en un un plato completo añadiendo vegetales frescos como brócoli, pimientos o cualquier otra cosa que tengas a mano.

¡No seas tacaño con los condimentos! Si no quieres sazonar el plato con sal, agrega un poco más de jugo de limón a las gambas para ayudar a que los sabores salgan bien.

Lo más visto