Cómo hacer huevos escalfados o huevos poché

Los huevos son uno de los elementos básicos de cualquier tipo de cocina. Revueltos, al horno, fritos, cocidos o en tortilla, son una auténtica delicia. ¿Su forma más sofisticada y sabrosa? Los huevos escalfados, o dicho sea de paso de una forma elegante, huevos poché.

1

Son una delicia para contemplar en un plato, pues añaden un elemento gourmet a cualquier comida. Ya sea para desayunar, comer o cenar, añaden un toque de distinción en cualquier menú. ¿La mejor noticia? Se pueden hacer fácil y rápidamente para aderezar cualquier plato.

Solo tienes que seguir las instrucciones que te indico al pie de la letra para conseguir la textura adecuada y sacar todo el provecho a estos huevos poché.

Cómo escalfar un huevo

El tiempo de cocción es una de las claves más importantes a tener en cuenta para preparar este plato, por eso, te diré que está pensada para cocer huevos de gran tamaño. Si lo pruebas con piezas más pequeñas tendrás que acoplar la temperatura a su tamaño.

Por otra parte, te recomiendo que cocines los huevos de uno en uno, de forma que podrás controlar la cocción de una manera mucho más precisa. Cada pieza tiene un tiempo de cocción de 3 a 5 minutos aproximadamente, por lo que no tendrás que preocuparte en tardar demasiado, y podrás cocinar cada huevo en su turno.

La primera vez que añadas el huevo al agua, tendrá la apariencia de un fantasma blanco y tenue, y seguramente pensarás que nunca se convertirá en una forma ovalada. Sólo dale unos minutos y verás que las claras se tensan, se cocinan y crean un escudo protector alrededor de la yema. La clave es la paciencia y el control.

Es importante que eches mucha agua en la olla para que el huevo tenga espacio de flotar, y asegúrate también de mantener la temperatura del agua constante, a unos 85 grados aproximadamente. Para conseguir una mayor precisión, puedes utilizar un termómetro.

Si el agua supera esa temperatura, las burbujas romperán el huevo antes de que se cuaje la clara. Este rango de temperatura fija la clara, sin que tengan un sabor gomoso.

Se puede añadir un poco de vinagre blanco al agua para conseguir una coagulación más rápida de las claras de huevo. Esto también ayuda a que las claras estén más tiernas, pero no es un ingrediente imprescindible.

Hacer huevos poché puede parecer fácil, pero lo cierto es que conseguir que queden perfectos es cuestión de maestros. No te preocupes si no salen bien a la primera, lo suyo es probar hasta que queden tan elegantes y sabrosos como es posible.

¿Qué se puede comer con huevos escalfados?

  • Huevos Benedict, una receta mítica.
  • Los no tan conocidos huevos a la florentina.
  • Tostada de aguacate.
  • Como acompañamiento a un tazón de ramen.
  • Una cobertura para una hamburguesa, o una hamburguesa vegetariana.
  • Tiempo de preparación: 5 minutos

    Tiempo de cocción: 40 minutos

    Tiempo total: 45 minutos

    Raciones: 4 personas

    Ingredientes

    • 2 litros de agua
    • 2 cucharadas de vinagre blanco destilado (opcional)
    • 8 huevos grandes

    Elaboración

    1. Añade 2 litros de agua a una olla de tamaño mediano. Después, vierte el vinagre si quieres, ya que es opcional. Ponlo a calentar a fuego lento y mantenlo a una temperatura constante entre 82 y 88 grados.
    2. Rompe el huevo en un tazón pequeño y deslízalo con cuidado en el agua a fuego lento. Luego remueve el agua lentamente por los lados de la olla durante 10 segundos.
    3. Cocina hasta que la clara adquiera una textura más espesa, de 3 a 5 minutos.
    4. Utiliza una cuchara ranurada para sacar y escurrir el huevo escalfado, y recorta los bordes irregulares con un cuchillo o con unas tijeras si quieres. Pon el huevo en un tazón pequeño y limpio, y repite el proceso con los huevos restantes.

    NOTAS

    Si quieres que tus huevos escalfados sean un éxito, te recomiendo que utilices huevos frescos. De esta forma tendrán, no solo un mejor sabor, sino que también un mejor aspecto, ya que las claras se encogen a medida que envejecen.

    Mira la fecha de caducidad o comprueba su frescura con estos trucos.

    Es importante que mantengas la temperatura del agua de modo que hierva mínimamente. De esta forma, tus claras se formarán sin volverse chiclosas ni tampoco duras. Y es que, como ya hemos dicho, la cocción es la clave de esta receta.

    Añadir vinagre es opcional, aún así, te lo recomiendo, ya que al hacerlo acelerarás el proceso de coagulación de las claras de huevo. No te preocupes porque no quedará sabor a vinagre en tu plato. De todas formas, si no quieres no tienes por qué usarlo, tus huevos saldrán igual de buenos, solo que tardarás un minuto más por cada huevo.

    Valores nutricionales por porción:

    Calorías: 81 | Grasas: 5g | Grasas saturadas: 1g | Proteínas: 7g.

    Lo más visto