Lemon Curd

Cuando la vida te da limones ¡haz lemon curd! ¿Has hecho alguna vez lemon curd casera? Cremosa, brillante y ácida, es una delicia refrescante sorprendentemente fácil de preparar.

1

Sólo necesitas 5 ingredientes: limones, huevos, azúcar, sal y mantequilla. ¡Eso es todo!

Naturalmente, el jugo y la ralladura de limón aportan su característico sabor agrio y a limón. El azúcar añade el elemento dulce. Las yemas de huevo espesan la mezcla y son las que realmente incorporan ese toque extra de sabor que acentúa el limón. La mantequilla también añade un poco de sabor y mucha riqueza.

Durante años, siempre que necesitaba lemon curd para una receta lo compraba en la tienda, pero ahora la hago en casa en un periquete. Si puedes exprimir un limón, puedes hacer lemon curd. Y sinceramente, no tienen nada que ver. ¡El sabor del lemon curd casero es mucho mejor!

A continuación te explico todos los consejos y trucos para que te salga perfecto cada vez.

CONSEJOS PARA TRIUNFAR

Lo más difícil de la receta es la cocción. Esto es debido a que utilizamos yemas de huevo, y si no controlamos el calor, puedes terminar con huevos revueltos en la cazuela.

Por eso, mantén el fuego bajo y remuévelo constantemente para evitar que hierva. También puedes optar por cocinarlo en un baño María para controlarlo mejor.

Siempre uso un termómetro para asegurarme de que alcanza por lo menos 70 grados antes de que termine de cocinarse, así sé que las yemas son seguras de comer.

Para que el lemon curd quede suave, después de cocinarlo pásalo por un colador de malla fina antes de servir. Esto filtrará la ralladura -no la necesitas una vez que ya está cocinado- y la textura quedará completamente lisa.

¿Cómo comer lemon curd?

Si te pareces algo a mí, lo comerás a cucharadas directamente del frasco. Sin embargo, generalmente no está hecha para ser disfrutada en solitario, ¡es demasiado ácida! Pero es una sabrosa adición a muchas cosas. Así que aquí tienes algunas opciones:

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 25 minutos + 2 horas enfriamiento

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo L
  • 120 ml de zumo de limón recién exprimido, aproximadamente 3 limones
  • 150 gramos de azúcar
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 110 gramos de mantequilla sin sal cortada en 8 trozos
  • 2 cucharadas de ralladura de limón

Elaboración

  1. Mezcla los huevos, el azúcar, el zumo de limón y la sal en una cacerola mediana y bátelo hasta que estén bien combinados. Ponlo a calentar a fuego bajo/medio y añade la mantequilla y la ralladura de limón.
  2. Cocínalo removiendo constantemente (para que no llegue a hervir) hasta que espese. O utiliza un termómetro para comprobar que alcanza los 70 ºC (para asegurarte de que los huevos están bien cocidos).
  3. Retíralo del fuego y pásalo por un colador de malla fina sobre un recipiente a prueba de calor. Cúbrelo con film de forma que el plástico toque la superficie para evitar que se forme una costra.
  4. Deja que enfríe a temperatura ambiente durante 20-30 minutos, luego guárdalo en el frigorífico o divídelo en tarros para servir. Deja que enfríe durante varias horas antes de usarlo.

NOTAS

Se puede conservar en un recipiente hermético en el frigorífico hasta por dos semanas.

¿Buscas una receta para utilizar las claras de huevo que te han sobrado? Aquí tienes algunas sugerencias:

Ralla el limón antes de exprimirlo, es mucho más fácil así que tratar de exprimir una cáscara de limón vacía. Al rallar, asegúrate de evitar la parte blanca, que es muy amarga y no sabe bien.

Valores nutricionales por 30 gramos:

Calorías: 133kcal | Hidratos de carbono: 13g | Proteínas: 1g | Grasas: 9g | Grasas saturadas: 5g | Grasas poliinsaturadas: 3g | Grasas monoinsaturadas: 1g | Colesterol: 104mg | Azúcar: 11g.

Lo más visto