Queso parmesano vegano

Seguro que has oído hablar del queso parmesano, un producto italiano, concretamente de las regiones de Parma, Reggio Emilia y Módena, mundialmente conocido.

1

Lo vemos sobre todo en pizzas y platos de pasta, pero también se utiliza para la ensalada César, arroces como el risotto, salsas, e incluso platos de carne como el carpaccio.

Se trata de un queso curado de un sabor único; pero hay quien no puede optar a comer este producto ya que es de origen animal. Por eso, hoy te explicaré cómo hacer un queso parmesano para tus recetas veganas.

El parmesano es un queso que aporta a los platos un sabor único, de hecho, a veces es ese toque que necesitan para ser perfectos.

Sin embargo, si has decidido llevar una dieta vegana, o eres intolerante a la lactosa, disfrutar de este producto se vuelve más difícil. A no ser que conozcas esta receta.

Este parmesano vegano es delicioso, súper fácil de hacer, dura mucho tiempo y es más barato que el tradicional, además, es más saludable y no contiene gluten ni lácteos, por lo que todo el mundo puede comer este maravilloso queso.

No vas a tener que ser un gran chef para preparar esta receta, pues es de lo más sencilla. Solo consta de cuatro ingredientes: anacardos, levadura nutricional, sal y ajo en polvo, y la tendrás lista en un santiamén, lo que hace del queso parmesano vegano, algo aún más atractivo.

Puedes hacer de más y guardarlo en la nevera. Así, podrás echar mano cuando quieras.

Aunque se consigue un sabor y textura parecidos al del queso, es necesario recalcar que este no se funde. Por eso, puedes incluirlo en todo tipo de recetas que lleven parmesano, excepto las que se deben fundir.

Existen muchas recetas y formas de preparar el parmesano vegano, esta es una adaptación de varias que he ido mirando por Internet y he transformado a mi gusto. Por supuesto, te recomiendo que hagas lo mismo hasta que des con aquella que más te guste.

Puedes utilizarlo en estas recetas:

Tiempo de preparación: 2 minutos

Tiempo total: 2 minutos

Raciones: 1 taza o 16 cucharadas

Ingredientes

  • 3/4 taza de anacardos crudos sin sal
  • 3 cucharadas de levadura nutricional
  • 3/4 cucharadita de sal marina
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo

Elaboración

  1. Pon todos los ingredientes en un procesador de alimentos, picadora o robot de cocina, y tritura hasta que esté todo bien picado y fino.

NOTAS

Puedes guardarlo en la nevera, de 2 a 3 semanas. Es la opción que te recomiendo, así, cuando cocines siempre lo tendrás a mano para echar un puñadito de esta maravillosa receta. Verás como tus platos mejoran. Si lo prefieres, puedes congelarlo. De este modo te durará 2 meses en el congelador.

Siempre utilizo anacardos sin sal porque son más sanos, pero también se pueden usar anacardos salados y no añadir sal.

Si no encuentras anacardos, puedes sustituir este ingrediente por otro fruto seco, que es el que conseguirá el sabor parecido al queso. Te aconsejo que escojas frutos secos sin sal y sin piel, y que su sabor sea lo más neutro posible.

Se puede utilizar levadura de cerveza o levadura nutricional, su sabor es muy similar, pero la levadura nutricional no contiene gluten.

Valores nutricionales por ración (1 cucharada de queso parmesano vegano)

Calorías: 44 kcal | Grasas: 3 g | Grasas saturadas: 0,6 g | Hidratos de carbono: 3 g | Fibra: 0,7 g | Proteínas: 1,8 g.

Lo más visto