Cerveza de mantequilla

Todos los amantes de Harry Potter sabemos que en Hogwarts, lo que se dice pasar hambre, no se pasa. Si bien es cierto que la trama de los libros bien poco tiene que ver con la comida, son muchas las descripciones de golosinas, opulentas comidas o bebidas que han despertado la curiosidad de muchos fans.

1

Una de ellas es la cerveza de mantequilla, una bebida dulce y espumosa que se menciona varias veces en los libros de J.K. Rowling. A pesar de que la bebida de Harry Potter es todo un clásico, la autora nunca ha descrito su sabor.

Pero eso no ha sido impedimento para que dos chefs hayan conseguido crear, a su modo de interpretar, esta receta de cerveza de mantequilla que desde 2010 se sirve en Universal Studios en Orlando y Hollywood.

Los que hicieron estos chefs es conseguir cuajar dos partes en una bebida: una soda de sabor dulce con una cubierta de crema deliciosa. De esta forma, en un sorbo se consiguen mezclar los dos sabores, y llenar el paladar de un auténtico sabor a caramelo.

Pero aunque se llame cerveza, y tenga apariencia de tal, no contiene alcohol. El color de la crema de soda nos recuerda a una cerveza rubia, y la crema parece que sea la espuma de la misma.

Se dice que la autora se basó en una receta antigua de la Inglaterra de los Tudor, donde era frecuente beber esta bebida caliente y se le agregaban especias, e incluso se tomaba de desayuno. No obstante, me quedo con la opción de estos chefs, mucho más dulce, divertida y para todos los públicos.

De hecho, la autora, J.K. Rowling insistió en que fuese un producto sin lácteos, para que el mayor número posible de personas pudieran probar este brebaje (incluso los intolerantes a la lactosa), por lo que no podía haber mantequilla, ni productos lácteos de ningún tipo, en esta adaptación de cerveza de mantequilla.

Esto significa que prácticamente todas las recetas de imitadores que vas a encontrar en Internet son incorrectas, ya que requieren ya sea helado, leche evaporada, nata, leche, mantequilla o cualquier otro producto lácteo. Aunque pueden ser una forma fácil y obvia de hacer espuma, en este caso no es la correcta.

Por eso, después de muchas pruebas, he encontrado otra forma de hacer la espuma perfecta utilizando crema de nubes diluida, y un preparado tipo Chantilly para darle más cuerpo y grasa a la espuma. Después solo queda aromatizarla para conseguir una bebida mágica.

¿Que te apetece degustar una cerveza de mantequilla sin salir de casa? ¡No hay problema! Muggles como tú y yo podemos prepararla en cualquier momento y desde cualquier parte para dar un homenaje a esta saga.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora

Tiempo total: 65 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 80 ml de agua
  • 1 taza de crema de nubes (Marshmallow Fluff)
  • 1 sobre de preparado tipo Chantilly
  • 2 cucharadas de azúcar en polvo
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita + 1/4 cucharadita de extracto de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 cucharadita de aroma de caramelo
  • 10 latas de 350 ml de crema de soda

Cómo hacer cerveza de mantequilla

  1. Mezcla la crema de nubes con el agua en un recipiente mediano y caliéntalo en el microondas durante 30 segundos. Remuévelo hasta que la crema de nubes se disuelva, luego, sin taparla, introdúcelo en la nevera durante 1 hora.
  2. Agrega el sobre de preparado tipo Chantilly al recipiente y mézclalo con una batidora de varillas durante unos 30 segundos. Si utilizas una batidora/amasadora bátelo solo durante 15 segundos.
  3. Agrega el azúcar en polvo y la sal, y mézclalo otros 30 segundos. Ahora añade los extractos de mantequilla, vainilla y caramelo, y mézclalo hasta que estén combinados.
  4. Vierte una lata de crema de soda en un vaso o taza, dejando aproximadamente 1 cm de espacio libre en la parte superior.
  5. Utiliza unas varillas para mezclar la espuma durante 5 segundos, o hasta que se formen burbujas grandes en la superficie. Coloca de 3 a 4 cucharadas de espuma en cada bebida, y ya tienes preparada la cerveza de mantequilla.

NOTAS

La espuma era de lo más complicado de crear. Probé con nata montada al hacerlo en casa, pero la verdad es que se mezclaba con la soda y la textura quedaba rara. Lo mejor fue descubrir la crema de nubes, que contiene todo lo que necesitamos y además está en cualquier supermercado.

Por su parte, el preparado tipo Chantilly contiene exactamente lo que necesitamos: añade goma de celulosa y gel de celulosa, que son espesantes y estabilizadores naturales hechos de las paredes celulares de las plantas. Estos ingredientes dan más cuerpo a la espuma. Y aceite de palmiste, que añade algo de grasa necesaria. Esto ayudará a crear una espuma suave y sedosa que se siente como una crema en la boca.

La idea es que al llamarse cerveza sea alcohólica, y aunque así puedes hacerlo si quieres, al tratarse de Harry Potter, pienso que lo mejor es hacer una bebida para todos, que beban los niños y que a los adultos nos recuerde a nuestra niñez. ¿O no es eso lo que hacemos al ver las películas?

Lo más visto