Monkey Bread

Si eres un apasionado de los dulces y aún no conoces el Monkey Bread, presta atención a esta receta porque te va a encantar. Se trata de un dulce típico de Estados Unido que se sirven para el desayuno.

1

Es ideal para hacer con niños, ya que se come con las manos y además de encantarles el dulce, les divertirá el proceso de elaboración, pues es muy diferente a cualquier postre que hayan hecho.

El monkey bread o pan de mono es un bizcocho caliente con sabor a canela y relleno de caramelo caliente. Está formado por trocitos de masa, por lo que lo podemos comer con las manos, cogiendo cada uno de los trozos de masa que lo componen.

Si te apetece probar, te aseguro que no te arrepentirás. Recién horneado está increíble. Eso sí, cuidado con quemarse, deja que se enfríe un poco porque el caramelo caliente te abrasará la lengua.

Otros postres similares que te van a encantar:


Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 1 hora

Raciones: 10 porciones

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de maicena
  • 4 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 1/2 cucharaditas de sal
  • 12 cucharadas de mantequilla sin sal fría
  • 300 ml de leche entera

Para el rebozado de la masa:

  • 100 gramos de azúcar
  • 2 1/2 cucharaditas de canela molida

Para el relleno:

  • 18 cucharadas de mantequilla salada
  • 225 gramos de azúcar moreno

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC y engrasa ligeramente el interior de un molde Bundt o cualquier molde metálico que tenga un agujero en el centro. Reserva.
  2. En un bol grande, mezcla la harina, el azúcar, la maicena, la levadura y la sal.
  3. Usa un rallador para rallar la mantequilla sobre la mezcla de harina y luego mezcla todo bien.
  4. Vierte la leche y remueve hasta que te quede una masa homogénea. Tendrás que usar las manos para amasar bien. Después, pasa la masa a una superficie limpia y ligeramente enharinada. Forma una bola y estírala con un rodillo (o con las manos) hasta que tenga un grosor de aproximadamente 1,3 cm.
  5. Usando un cuchillo afilado y presionando hacia abajo (sin serrar), corta la masa en trozos más pequeños que 2,5 cm.
  6. Mezcla la canela molida y el azúcar en un recipiente aparte, y reboza cada trozo de masa en esa mezcla. Coloca los trozos sobre el molde engrasado. Espolvorea lo que ha sobrado de azúcar y canela por encima de la masa uniformemente.
  7. En una cacerola pequeña, combina la mantequilla y el azúcar moreno a fuego medio y cocina hasta que la mantequilla se derrita. Lleva a ebullición y retira del fuego. Vierte este relleno uniformemente sobre la masa hasta que quede cubierta.
  8. Hornea durante 30 minutos, o hasta que los trozos de masa estén bien cocidos. Deja que enfríe 10 minutos y luego desmolda con cuidado. Disfrútalo caliente.

NOTAS

Puedes guardar las sobras, pero es un dulce que se disfruta mejor caliente y en el día. Además, te aseguro que a no ser que te pases con las cantidades, el monkey bread no te sobrará, porque realmente está riquísimo.

¿Cómo saber si el pan está hecho? Hay mucha masa en el molde, así que puede ser difícil saber con seguridad si todos los trozos de masa están cocidos hasta el final. Personalmente me gusta usar un pincho de madera largo y perforar unas cuantas piezas hasta el fondo, asegurándome de que el pincho no salga pastoso.

Este receta requiere un molde metálico con una chimenea central, como los moldes Bundt, para que el aire circule por el centro del pan. Te recomiendo que utilices un molde de Nordic Ware, que son unos de los mejores que hay.

Valores nutricionales por porción:

Calorías: 640kcal | Hidratos de carbono: 73g | Proteínas: 6g | Grasas: 36g | Grasas saturadas: 22g | Fibra: 2g | Azúcar: 36g.

Lo más visto