Tarta Tatin de manzana

La tarta tatin de manzana:este célebre postre francés, en realidad es una tarta de manzana vuelta del revés.

Cuenta la historia que, en el siglo XIX, dos hermanas que regentaban el hotel Tatin crearon este postre por accidente, al hornear más de la cuenta las manzanas con las que iban a preparar una tarta. Quisieron cubrirlas con un poco de pasta en un intento desesperado por salvar el postre, pero a los huéspedes les gusto tanto que la receta se convirtió en el plato estrella del hotel.

1

Existen otras versiones de la historia, y todas coinciden en que la tarta nació por error.

La receta exige manzanas que aguanten bien y se mantengan firmes mientras se cuecen, por eso lo mejor es elegir las variedades Braeburn, De Cox, Golden Delicius, Lady Pink, Gala o Granny Smith.

Ingredientes

  • 110g de mantequilla
  • 200g de azúcar extrafino
  • 4 o 6 manzanas medianas
  • Harina para estirar la masa
  • 300g de masa de hojaldre

Elaboración

  1. Calentamos la mantequilla y el azúcar en una sartén resistente al horno, removiendo de vez en cuando hasta que el azúcar se disuelva.
  2. Lo dejamos a fuego lento durante unos minutos para que se caramelice lentamente.
  3. Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. Cortamos una por la mitad y reservamos un trozo, el resto las cortamos en cuartos.
  4. Retiramos la sartén del fuego y colocamos las manzanas de manera que formen una capa junto al borde interior. Ahora colocamos la mitad que hemos reservado en el centro, con la parte redondeada hacia abajo. Hay que procurar que queden bien apretadas, pues encogerán un poco.
  5. Volvemos a poner la sartén al fuego y llevamos a ebullición. Mientras tanto, calentamos el horno a 220ºC.
  6. Bajamos el fuego y cocinamos durante 10 o 20 minutos, según el grado de madurez de las manzanas, hasta que cedan al tocarlas con un tenedor y la salsa de caramelo deberá coger un color oscuro.
  7. Espolvoreamos harina sobre una encimera y trabajamos la masa de hojaldre hasta obtener una lámina de unos 5 mm de grosor y unos 5 cm más ancha que la sartén.
  8. Colocamos con cuidado la masa de hojaldre sobre las manzanas, remetiéndola bien los lados por dentro del borde de la sartén.
  9. Introducimos la sartén en el horno durante 20 o 25 minutos hasta que la masa se dore. Una vez pasado el tiempo, la sacamos y esperamos 10 minutos hasta que se enfríe.
  10. Pasamos un cuchillo al rededor del borde de la masa para que se despegue y la damos la vuelta con rapidez ayudados de una fuente o un plato. Si la tarta no se desprende con facilidad le podemos dar unos golpecitos.

La tarta Tatin de manzana no necesita adornos ni coberturas, basta con servirla caliente, con nata montada, o bien crème fraîche.

Lo más visto